El presidente de la Diputación de Málaga, Francisco Salado, envió ayer una carta a los trabajadores en la que les informa de la decisión de paralizar temporalmente la publicación de las bases y de la convocatoria de la Oferta de Empleo Público (OEP) de la institución provincial mientras se aborda, en el ámbito de las competencias del Gobierno central, una posible modificación del Estatuto Básico del Empleado Público.

La medida se adopta, indica en la misiva, a la que ha tenido acceso Europa Press, «con la intención de seguir avanzando en este proceso de estabilización y consolidación». Ante esta nueva circunstancia, Salado solicita al Gobierno central «diligencia, transparencia y celeridad en cuanto a una situación que arroja incertidumbre a no pocos empleados públicos que esperan poder consolidar y estabilizar sus plazas».

También pide el presidente provincial a los agentes sociales y sindicales con representación en la institución malagueña «el mismo afán de colaboración y lealtad que el mostrado por parte de este equipo de gobierno en la consecución de unos objetivos que son comunes».

Esta paralización temporal de la Oferta de Empleo Público, añade en la carta, «permitirá abordarla con las máximas garantías una vez conocidas las modificaciones legales al respecto, y siendo un plazo temporal que en ningún caso se prolongará hasta el punto de que afecte negativamente a la convocatoria de reposición y promoción interna».

En la misma, reitera «el compromiso de esta Presidencia en cuanto a un proceso de consolidación y estabilización no exento de complicaciones pero afrontado con una clara voluntad política por parte del equipo de gobierno».

Salado recuerda que desde el año 2011, cuando el PP llegó a la Presidencia de la Diputación de Málaga, «existe un compromiso claro, inequívoco y mantenido en el tiempo» por parte de los sucesivos equipos de gobierno que han estado al frente de la institución, «de facilitar y promover la consolidación y estabilización de la plantilla, así como eliminar la temporalidad».

El presidente provincial reafirma ese compromiso y añade que en los últimos diez años se han nombrado un total de 345 funcionarios de carrera, de los cuales 28 han accedido por promoción interna y 317 mediante ofertas de empleo público. Igualmente, durante este periodo se han nombrado un total de 114 funcionarios interinos provenientes de contratos laborales.

Petición del PSOE

Previamente, la diputada provincial del PSOE Patricia Alba había vuelto a solicitar al presidente de la Diputación que paralizara las ofertas de empleo público en la institución toda vez que el Gobierno de España ha anunciado un proceso de estabilización del personal en las administraciones públicas.

«Lo serio y responsable es paralizar las OEP con carácter inmediato y esperar al proceso de estabilización extraordinario que se va a articular a través de la reforma del Estatuto Básico del Empleado Público (EBEP)», argumentó.

De esta forma, recordó que el grupo socialista llevaba un año pidiendo que se negociaran las bases y que se paralizaran las OEP.

Alba explicó que el pasado jueves, el ministro de Política Territorial y Función Pública, Miquel Iceta, anunció que el Gobierno de España va a reformar el Estatuto Básico del Empleado Público (EBEP). A través de esta reforma, el Gobierno pretende establecer la obligatoriedad a todas las administraciones públicas de cubrir en un plazo máximo de tres años las plazas ocupadas por personas sin contrato fijo.