El sindicato UGT Andalucía inauguró ayer en Antequera su decimosegundo congreso ordinario, en el que se debatirá y aprobará el programa de acción que definirá las líneas para los próximos cuatro años, se elegirá a la Comisión Ejecutiva Regional que dirigirá el sindicato en ese periodo y se ratificará la reelección de Carmen Castilla como secretaria general, al ser la única candidata.

Castilla, que estuvo respaldada por el secretario general de UGT, Pepe Álvarez, aseguró que el sindicato «no solo es esencial sino también muy decisivo en la vida de los andaluces». A su juicio, la pandemia abre nuevos retos sobre cómo se reiniciará la actividad o qué pasará cuando decaigan los ERTE. «Nos enfrentamos a cómo va a quedar el mercado laboral en Andalucía; cómo será la vuelta completa de esos trabajadores», afirmó, añadiendo que les preocupa «enormemente» la «política de recortes en lo público».

La inauguración contó con las intervenciones del delegado del Gobierno en Andalucía, Pedro Fernández, quien instó a atajar «conjuntamente» la crisis sanitaria generada por el coronavirus y destacó el papel de los sindicatos en estos momentos.

También participó el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, quien pidió a la UGT que «eche una mano» al gobierno autonómico para «concentrar toda la energía» en la recuperación económica de la comunidad. Asimismo, intervinieron el presidente de la CEA, Javier González de Lara; la secretaria de CCOO-A, Nuria López; el secretario general de UGT Asturias, Javier Fernández, y el alcalde de Antequera, Manuel Barón.