08 de noviembre de 2018
08.11.2018
Hostelería

Del Río, dispuesto a retrasar la aprobación del ZAS para consensuar medidas con las partes

Afirma que no hay "límite de plazo" para aprobar la moratoria a bares una vez hechas las alegaciones y pide a vecinos, partidos y hosteleros que se sienten en la Mesa contra el Ruido

08.11.2018 | 05:00
Imagen de la Asamblea General de Mahos celebrada el martes contra el ZAS.

Los residentes valoran ir a los tribunales y no acudirán a foro alguno

Los hosteleros malagueños decidirán el 13 de noviembre si el día 30, que coincide con la inauguración del alumbrado navideño, cierran 24 horas o, por el contrario, abren de forma ininterrumpida por la aprobación inicial de la declaración de 98 calles del Centro y cinco del Romeral como Zonas Acústicamente Saturadas (ZAS), lo que implica un recorte de una hora en la retirada de terrazas en otoño e invierno, de las dos a la una de la madrugada, y una moratoria a la apertura de negocios hosteleros durante un año. También pidieron hablar solo con el alcalde, Francisco de la Torre. Ante este panorama, el edil de Sostenibilidad Medioambiental, José del Río, se mostró ayer dispuesto a retrasar la aprobación definitiva del ZAS hasta alcanzar medidas consensuadas y equilibradas con vecinos y el sector empresarial.

«Consultado el secretario general, una vez que se presenten las alegaciones, no hay límite de plazo para la aprobación definitiva del ZAS; nos daremos el margen de tiempo necesario para que las medidas sean equilibradas y consensuadas, de forma que se salvaguarden los derechos de los vecinos y que los empresarios colaboren, tengo la mano tendida a todos», dijo, y pidió a partidos, residentes y hosteleros que se sienten en la Mesa contra el Ruido y hablen, reclamó a todas las partes que aleguen y afirmó que se estudiarán en profundidad sus propuestas.

Del Río hizo hincapié en que el Defensor del Pueblo Andaluz, ante las denuncias vecinales, ha pedido al Ayuntamiento que tome medidas en varias ocasiones, que las denuncias vecinales son semanales y que hay alcaldes y concejales imputados por no haber tomado medidas al respecto. Recordó también que en febrero de este año el pleno, por unanimidad, aprobó poner en marcha ya el ZAS, pese a lo que luego, en el pleno de octubre, votaron en contra el PSOE y Cs, lo que achacó al clima preelectoral.

Lo que sí dejó claro es que no se va a intentar «levantar las terrazas de forma generalizada» por estar en ZAS, es más, habrá que estudiar el artículo del decreto 155 de la Junta que prevé la justificación de la existencia de terrazas en Zonas Saturadas, algo que hará Vía Pública, pero no se tomará medida alguna que perjudique gravemente al sector, pese a que ya hay vecinos que han pedido una interpretación restrictiva de ese artículo. Sólo se irá contra las terrazas que incumplan en cuanto a ocupación de calle y ruido. «Estudiaremos profundamente todas las alegaciones y si, como conclusión, sale que está en peligro la continuidad de las terrazas, no vamos a tirar para adelante». También destacó que en ningún momento el alcalde fue invitado a la Asamblea General del martes, y que a las seis menos cinco de la tarde «no puede cambiar su agenda».

No obstante, el regidor indicó ayer que se reunirá esta semana con el presidente de los hosteleros (Mahos), Javier Frutos, para evitar el cierre patronal. Apeló a la responsabilidad del sector y al trabajo conjunto. «Antes de la asamblea me comprometí a recibirle esta semana para que no haya interrogantes de preocupación».

El portavoz del PSOE, Daniel Pérez, dijo no entender cómo se llega a esta situación, «generando un problema de tal magnitud que antes no existía», lo que achacó a la falta de diálogo del equipo de gobierno. «Pido altura de miras, aunque señalo la responsabilidad del alcalde por no haberse sentado con ellos», y aseguró que el agotamiento de los ediles de De la Torre está poniendo en riesgo la ciudad.

El presidente de la Asociación de Vecinos Centro Antiguo, Alfonso Miranda, afirmó: «No nos vamos a sentar en más mesas, esto es ofender y, si debemos ir a los tribunales, iremos», criticó a los grupos políticos que se han puesto al lado de quienes «no cumplen la ley» y recordó que «ya llevamos 22 meses fuera de la ley», para destacar que los vecinos son «buenos clientes» de la hostelería de calidad.

IU-MpG señaló que «lo que se ha aprobado es que se cumpla la legislación y los intereses privados deben estar subordinados al interés público. En este caso PSOE y Cs están defendiendo el interés privado, el de los negocios de hostelería, frente al interés público, el de los vecinos y vecinas del Centro», mientras que Málaga Ahora cree necesaria esta declaración porque «los vecinos no aguantan más y el Ayuntamiento podría incurrir en un delito medioambiental».

Javier Frutos, responsable de los hosteleros, recordó ayer que tienen el apoyo de los hoteleros y de los sindicatos CCOO y UGT, que estuvieron en la Asamblea General, mientras que Cs ha trasladado su apoyo al sector y su oposición a la declaración del Centro y de Teatinos como ZAS. El edil no adscrito Juan José Espinosa recalcó que el documento no se ha aprobado aún y que está abierto a modificaciones, y abogó por la convivencia entre vecinos y el desarrollo de los negocios.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

12 de diciembre

Inscríbete gratis al Málaga City Hub

Málaga Cityhub es una cita para dar con las claves para prosperar en materia de formación, innovación, emprendimiento o energía en la ciudad

 

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp