02 de octubre de 2020
02.10.2020
La Opinión de Málaga
Política Municipal

El equipo de gobierno congela tasas e impuestos para 2021 en Málaga

Sí será más caro, por ejemplo, el billete de autobús y estacionar en algunos aparcamientos municipales, aunque lo cierto es que estas subidas se aprobaron en 2020 y aún no han entrado en vigor

02.10.2020 | 13:04
El alcalde, Carlos Conde y Susana Carillo, hoy.

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, la portavoz del equipo de gobierno, Susana Carillo, y el teniente de alcalde de Economía y Hacienda, Carlos Conde, han presentado hoy las ordenanzas fiscales de 2021, aprobadas hoy en la Junta de Gobierno Local. Así, los tributos y las tasas municipales serán congeladas en 2021, incluyendo, ha dicho el regidor, más bonificaciones y reducciones en distintos sectores.

Es cierto que todo se congela, pero en 2020, determinadas tarifas públicas de la EMT y Smassa sí subieron, aunque no se han aplicado por diversos motivos. Estas subidas serán oficiales en 2021. Es decir, se congelan de 2020 a 2021, pero sí crecieron de 2019 a 2020.

De la Torre ha defendido que continúa la senda de moderación fiscal del Ayuntamiento, vigente desde 2005 (con una subida del 4%), y ha destacado los beneficios fiscales y las diferentes congelaciones de tributos efectuadas en años diversos. Asimismo, ha explicado que esta es una de las grandes ciudades del país con un IBI más bajo.

Así, no habrá variación ni en el IBI ni en el Impuesto de Actividades Económicas (IAE), el Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica (IVTM) o la plusvalía. Asimismo, se incluye una reducción del 25% de las cuotas por el servicio de recogida de basuras para actividades de hospedaje y hostelería de 2021, por los tres meses que han estado cerrados estos establecimientos en el estado de alarma, algo que, según De la Torre, se intentó hacer en 2020, pero el Estado no ha contestado a las preguntas del Ayuntamiento en este sentido. Así, los beneficiarios serían unos 6.500 recibos con un impacto de 411.000 euros. Otra novedad es la reducción del 75% en las cuotas por el uso del auditorio en la Caja Blanca (12.000 euros de bonificación, aproximadamente).

En cuanto a beneficios fiscales (bonificaciones y exenciones), que se aplican a diferentes colectivos más o menos vulnerables y a empresas, azotadas por la pandemia, estos serán en 2021 de en torno a 20 millones de euros.

El alcalde ha destacado que, los datos de fiscalidad comparada ponen de relieve que Málaga "es una de las 15 capitales de provincia con menores ingresos tributarios por habitante al año", que tiene uno de los tipos de gravamen del IBI más bajos de las grandes capitales del país, ha recordado que no existe tasa por recogida y tratamiento de residuos sólidos urbanos en inmuebles residenciales y que anualmente se conceden un conjunto de fraccionamientos y aplazamientos que sólo en 2019 fueron más de 7.000 con un valor de 15,5 millones de euros.

Así, como novedades, se amplían las bonificaciones a vehículos, incluyéndose una nueva para automóviles con motores propulsados por hidrógeno, sean híbridos o no (del 75% es la bonificación, durante los cinco años siguientes a su matriculación). Esto se suma a lo que ya se aplica para vehículos eléctricos híbridos, enchufables y otros tantos de similar naturaleza (1.201 coches bonificados por 105.000 euros).

Respecto a las tasas por ocupación de vía pública con toldos, mesas y sillas y para dar, según el Consistorio, facilidades de pago a los obligados, se propone, en coordinación con Comercio, introducir en el calendario fiscal la posibilidad de gestionar la tasa en forma de recibos de devengo periódico con la posibilidad de su domiciliación y pago en dos cargos. Asimismo, se permite la posibilidad de domiciliar el pago de los recibos del IBI de características especiales y abonarlo en las mismas condiciones que el resto de los inmuebles.

Sube el billete del autobús y el precio de algunos aparcamientos

Las tarifas y tasas también quedan congeladas para 2021 respecto a 2020, aunque no se varían las aprobadas el año pasado, algunas de las cuales sí supusieron una subida respecto a 2019, aunque están pendientes de aplicarse (ahora las vigentes son las de 2019). Así, La EMT y Smassa siguen en 2021 con las mismas tarifas, una vez entren en vigor las aprobadas en 2020. El billete sencillo de autobús subirá en 2021 (se aprobó en 20209) de 1,30 a 1,40 céntimos, mientras que la recarga de la tarjeta de diez viajes sube de 8,30 a 8,40 euros. El billete al aeropuerto subirá de tres a cuatro euros. Dice el Consistorio que ha mantenido el precio del transporte público invariable desde 2013.

En junio de 2020 también se aprobó la modificación de las tarifas de los aparcamientos municipales, congeladas en 2012, y con precios, dice el Consistorio, por debajo de ciudades como Madrid o Barcelona. El caso es que en 2021 aparcar en Cruz de Humilladero, El Palo o Carlos Haya será más barato, al pasar de los 1,95 euros a 1,50 euros por hora de lunes a domingo. En La Marina, por la reducción de plazas debido a la reforma del parking, el precio/hora ascenderá a 0,25 céntimos, pasando de 2,10 euros la hora a 2,35. En Camas, Alcazaba, San Juan, Tejón, Cervantes, Andalucía y Salitre costará aparcar 2,10 euros la hora de lunes a viernes y 2,35 sábados y domingos. Hasta la aprobación definitiva de la modificación de tarifas a lo largo del año próximo, el precio hora de estos aparcamientos será de 1,95 euros. La tarifa del SARE para residentes y la grúa siguen igual.

En Emasa las tarifas siguen igual en 2021, aunque se elimina el recargo de contador interior. En Parcemasa, por su parte, se aplicarán las tarifas aprobadas en 2020, que sí implican una subida. La actualización de las tarifas (subida de los servicios del 2% de manera lineal y la creación de nueve nuevas tarifas para dar cobertura a nuevos servicios y ampliar los asistentes) se aprobó para este año, pero no se ha llevado a cabo por el retraso en la tramitación de la misma debido a requisitos de la Ley de Contratos del Sector Público. Dice el Consistorio que las tarifas no se han modificado en ocho años pese a crecer los precios de bienes y servicios de los proveedores y de las mejoras que se han hecho en los cementerios municipales.

Ayudas

De la Torre ha recordado que, desde el inicio de la pandemia, el Ayuntamiento puso en marcha un plan de medidas excepcionales para aliviar la carga fiscal de los malagueños, aplazar y fraccionar el pago de tributos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Lo último Lo más leído