El PSOE ha propuesto hoy, en la Comisión de Economía y Hacienda, que se reduzca en un 75% la tasa de ocupación de vía pública que pagan negocios hosteleros y pequeños comerciantes de la ciudad, así como vendedores ambulantes o habituales de mercados y mercadillos. Esta propuesta incidía en una reducción progresiva del 50% en 2022 y del 25% en 2023, pero ha sido modulada o modificada en parte por las enmiendas presentadas por el teniente de alcalde de estas áreas, Carlos Conde, de tal forma que este ha anunciado que Comercio y Vía Pública está estudiando, junto a Gestrisam, limitar el pago de esta tasa solo al tiempo que estén abiertos los locales, que ahora han visto mermados sus horarios debido a las restricciones de la pandemia. Es decir, si el barrio tiene que cerrar a las seis de la tarde por qué debe pagar como si lo estuviera hasta las ocho o diez de la noche.

Así, se ha acordado por unanimidad instar a Comercio y Gestrisa a la adecuación, en 2021, de la tasa de ocupación de la vía pública, "de manera que la misma se reduzca limitándola a la parte proporcional que se deriva de las restricciones horarias". Conde ha señalado que la Ley Reguladora de Haciendas Locales impide, de hecho, a los ayuntamientos modificar las ordenanzas fiscales del año en curso y esta tasa se empezó a cobrar desde el pasado 1 de enero. Ahora no se puede hacer, por tanto, pero se está estudiando cómo modular esta iniciativa y llevarla a cabo.

Ha habido más acuerdos, todos por unanimidad: así, por ejemplo, se da luz verde a que el Ayuntamiento ponga en el menor tiempo posible las herramientas para aprobar unos presupuestos acorde con las necesidades sociales y de reactivación económica. De esta forma, dice Conde que se ha abierto un proceso participativo dando cabida a las propuestas de los diferentes grupos políticos del Consistorio; se insta a la Junta a que continúe implementando medidas económicas y sociales para minizar los efectos de las nuevas restricciones derivadas de la tercera ola de la pandemia y ayudar así al tejido social y empresarial malagueño y, en cuarto lugar, se ha reclamado, también por unanimidad, al Gobierno central que apoye fiscalmente y dé ayudas también al sector hostelero, entre otros, y a cambiar la Ley Reguladora de las Haciendas Locales de forma que los ayuntamientos puedan contar con las herramientas que les permitan modificar, en el año en curso, los tributos y tasas, flexibilizando la fecha del devengo e, incluso, la retroactividad de medidas fiscales en fechas excepcionales como esta pandemia mundial.

La edil socialista María del Carmen Sánchez asegura que la Junta ha llegado "tarde" en el establecimiento de ayudas a estos colectivos de comerciantes y hosteleros, así como a los vendedores ambulantes o artesanos de mercadillos y mercados, que no ingresan nada desde marzo de 2020. "El Ayuntamiento de Málaga tampoco ha puesto en marcha estas medidas, el dinero no va a llegar hasta febrero o marzo, la cantidad es insuficiente", ha dicho la concejala en referencia al plan de cinco millones de euros en ayudas anunciado por el equipo de gobierno. También ha pedido agilidad en la tramitación del presupuesto de 2021 para que haya dinero para ayudas sociales y reactivación económica.

Nicolas Sguiglia, concejal de Podemos e IU, ha pedido al equipo de gobierno que no "eche balones fuera y asuma el liderazgo de la administración local", de forma que pueda aprovechar sus competencias para ayudar a los sectores más afectados por la pandemia y ha pedido "flexibilizar la fiscalidad", lo que se puede hacer gracias a la relajación de la regla de gasto decidida por el Gobierno central. "Se debe hacer mucho más". Noelia Losada, portavoz de Cs, ha destacado la reducción del 25% en el pago de la tasa de basura, la reducción en 66 días del importe a abonar por el tema de terrazas o la ampliación del espacio y otras medidas que han supuesto más de 620.000 euros para el Consistorio.

Carlos Conde ha recordado que, una vez que el Gobierno de España permitió a los ayuntamientos usar el remanente el pasado noviembre, el equipo de gobierno local tardó poco en llevar una modificación presupuestaria a pleno para inyectar cinco millones de euros a pymes hosteleras y de comercio, ha informado de que se está estudiando esa flexibilización y reducción en la tasa de ocupación de la vía pública, pero "la fiscalidad, en 2021, no puede ser modificada" por la norma nacional. También ha recordado el acuerdo con Garántia para ofrecer 20 millones en avales a pymes locales.

Por otro lado, también se ha aprobado por unanimidad trasladar los gastos habituales presupuestados para eventos multitudinarios tales como la Semana Santa, el Carnaval, la Feria o la noche de San Juan, varios de ellos suspendidos por la evolución de la pandemia, para ayudar a los sectores económicos más afectdos por su aplazamiento, así como también se estudiará su reformulación si pueden celebrarse.