La provincia malagueña continuará en la tónica de la semana con altas temperaturas y cielos despejados durante todo el fin de semana. En la capital el viernes se rozarán los 30 grados y en el interior de la provincia, en ciudades como Antequera, se mantendrán un poco más bajas en torno a los 25 grados. 

El sábado debido a la brisa que habrá, con un cambio de viento hacia el Levante en la costa las temperaturas bajarán respecto al día anterior. En la capital, las máximas estarán en torno a los 25º, mientras que en el interior las temperaturas aumentarán debido a una masa de aire cálida que está entrando poco a poco en la provincia. La Aemet no descarta la posibilidad de que durante el sábado, si el terral desaparece, se produzca algún banco de niebla en la costa. 

El domingo por su parte se alcanzarán máximas propias de la estación estival. El director del Centro Meteorológico de Málaga, José María Sánchez-Laulhé, prevé que puede sumarse la subida de temperatura provocada por la masa cálida al terral y las temperaturas podrían ascender hasta los 34 e incluso 35 grados en la capital malagueña.