La polémica generada por el auto del TSJA que ha anulado dos artículos de la nueva Ordenanza de Movilidad, justamente los que prohibían a los ciclistas circular por las aceras, ha desembarcado hoy en el Pleno de mayo. Así, finalmente los dieciséis votos del PP, Cs y Juan Cassá, frente a los 15 en contra de la oposición, ha servido para pedir a la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), el Ministerio del Interior y Tráfico que se pronuncie y aclare la polémica generada en Málaga tras la decisión judicial, después de analizarla. Les piden, de hecho, un pronunciamiento.

Todos los grupos han reconocido, por unanimidad, el Reglamento General de Circulación de 2003, que, precisamente, prohíbe a los vehículos, entre ellos a las bicicletas, ir por la acera. Ya saben que el trasfondo de la polémica es que los ciclistas piden carriles segregados, más allá de los carriles ciclables, 70 kilómetros, en los que han de compartir espacio con coches y motos, una zona ciertamente muy insegura. El Ayuntamiento, por el momento, se compromete a hacer nuevos carriles bici y ha pintado tres sobre las aceras de forma provisional.

José del Río, edil de Movilidad, ha asegurado que seguirán reuniéndose con los colectivos relacionados con esta materia, e insistió en varias ocasiones en que el auto del TSJA no significa que "las bicicletas puedan circular por las aceras", porque en la jerarquía normativa las leyes gubernamentales tienen primacía y, en ese caso, las bicicletas no pueden discurrir por zonas peatonales. "Rige la regulación superior, la circulación en ningún caso puede ser por aceras y zonas peatonales". De hecho, pidió a la oposición que no "haga demagogia" porque el reglamento "impera".

Noelia Losada, edil de Cultura, aseguró que hay que cumplir la ley, y se mostró de acuerdo con llevar el debate a la FEMP y que este se aborde con el Ministerio del Interior y ha recordado que el director de Tráfico dio su apoyo expreso a Málaga en esta polémica. Ha dicho además que esta decisión sume en una gran inseguridad jurídica a la ciudad.

Jorge Quero, edil socialista, ha insistido: "No queremos que las bicis vayan por las aceras, pedimos espacios segregados del vehículo a motor para ciclistas" y ha recordado las dos bicifestaciones, además de tachar de "incompetencia" a Del Río. Paqui Macías, viceportavoz de IU y Podemos, ha apoyado expresamente el primer punto de la moción.

También han intervenido, entre otros, el presidente de Ruedas Redondas, José Luis Martín, que ha reconocido el trabajo municipal al habilitar carriles provisionales en tres zonas de la capital y ha incidido en la necesidad de ejecutar los 24 itinerarios segregados para ciclistas; Irene Denis, de la plataforma de familias ciclistas del Centro y el Este de Málaga, ha reclamado que todos los nuevos proyectos municipales incorporen carriles bicis o sendas para ciclistas y Alfredo de Pablos, de la Agrupación de Desarrollo Málaga Accesible, ha reclamado la eliminación del carril provisional de la Alameda y ha pedido un debate de ciudad.