Un juzgado de lo Penal de Málaga ha condenado a un hombre por un delito de acoso a menores por telecomunicaciones en concurso con otros de exhibicionismo por pedir fotos desnuda a una menor. Así, se le imponen seis meses de prisión y un año de libertad vigilada, además de que tendrá que realizar un curso de educación sexual.

Asimismo, se ha estimado la circunstancia que atenúa la pena de trastorno mental transitorio y se le ha prohibido la comunicación con menores a través de redes sociales por tiempo de tres años, así como desempeñar empleo o profesión relacionado con menores por un periodo de un año.

Los hechos sucedieron sobre junio de 2017. Según se declara probado en la sentencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, la menor de 12 años, utilizando una red social, admitió a varios contactos de los que recibió y con los que compartió fotografías sugerentes hasta que su hermana le borró dicho perfil.

Posteriormente, su hermana comprobó que en el móvil había recibido mensajes de personas que probablemente habría conocido empleando dicha red social y así pudo comprobar que el acusado, que vivía en una localidad de Madrid, contactó con la menor y, "a sabiendas de su minoría de edad, le solicitó imágenes suyas desnuda".

Así, el acusado envió al teléfono móvil de la menor varios mensajes, intentando contactar con ella sin obtener respuesta; y un día le envió una fotografía y un vídeo de las partes íntimas. La niña se lo contó a su hermana, quien utilizando el mismo teléfono entabló conversación con el procesado.

En dicha conversación, la hermana le dijo que tenía 12 años y le solicitó más fotografías, que el acusado mandó, pidiendo que ella también le mandara imágenes.

El hombre ha admitido los hechos y se ha mostrado de acuerdo con la pena solicitada por la acusación pública, por lo que la sentencia se ha dictado de conformidad entre las partes.