La economía andaluza crecerá en este 2021 a un ritmo de entre el 4,3%, en el escenario menos favorable y el 5,9%, en el escenario base más favorable, en línea con lo estimado para el conjunto de España, según las previsiones publicadas este jueves por Unicaja Banco en su informe trimestral elaborado por Analistas Económicos de Andalucía. El empleo podría crecer entre un 0,9% y un 1,6%, estimándose una tasa de paro promedio de entre el 22,8% y el 23,5%.

El banco malagueño engloba estos cálculos en "los avances en el proceso de vacunación y la mejora de la situación internacional", aunque advierte de que el 4,3% estimado por la posibilidad de un escenario más adverso se debe a que "persisten elementos de incertidumbre, asociados principalmente a la evolución de la pandemia, el comportamiento del consumo o la demanda turística extranjera".

Asimismo, se prevé que el número de ocupados aumente hasta los 3,07 millones en el promedio de 2021, lo que supondría un incremento anual del 1,6% (en torno a 47.000 ocupados más). Por su parte, la cifra de parados podría subir un 4,6%, ascendiendo la tasa de paro hasta el 22,8% en el promedio del año (en torno a 0,5 puntos más que en 2020). Esta tasa podría ser superior en un escenario más adverso (23,5%), estimándose, en este caso, un aumento del empleo del 0,9%.

Estas previsiones mejoran algo las perspectivas de crecimiento del PIB para 2021 emitidas por el banco malagueño el pasado mes de abril (que se movían entre el 3,7% y el 5,7%). La región repuntará así tras un 2020 donde se produjo un desplome del 10,3% del Producto Interior Bruto (-10,8% en el caso de España) debido a la crisis originada por la pandemia de coronavirus.

En cuanto al mercado laboral, el nuevo cálculo de Unicaja Banco sobre creación de empleo es algo mejor al que se manejaba en el mes de abril (se hablaba entonces de entre el 0,4% y el 1,6%). Lo mismo pasa con la tasa de paro (la horquilla era del 23%-23,9%). En todo caso, la previsión es que el promedio de paro de 2021 sea ligeramente más alto que a cierre del anterior ejercicio (el 2020 acabó con un 22,7%).  

La entidad financiera también ha emitido sus primeros cálculos en torno a la economía para 2022, las previsiones apuntan a un mayor crecimiento de la actividad y el empleo. En este sentido, el PIB podría crecer en el conjunto del año entre un 5% en el peor escenario y un 6,2% en la escena base. Por su parte, se prevé un aumento del número de ocupados de entre el 2,1% y el 2,7%, situándose la tasa de paro entre el 22% y el 22,6%.

"La actividad económica viene mostrando un fortalecimiento gradual a escala mundial, lo que se ha traducido en una revisión al alza de las previsiones de crecimiento para 2021 y 2022 publicadas por los principales organismos internacionales", ha detallado.

Evaluación del primer trimestre

Según la Contabilidad Regional Trimestral de Andalucía, publicada por el Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía (IECA), en el primer trimestre de 2021 el PIB regional disminuyó un 0,6% (0,3% de crecimiento en el trimestre anterior). "Esta trayectoria ha venido condicionada, principalmente, por el empeoramiento de la situación sanitaria (tercera ola) y la reintroducción de restricciones para contener los rebrotes. En términos interanuales, se registró un descenso del 4,2%", ha comentado Unicaja Banco.

La aportación de la demanda interna ha sido de -2,4 puntos, frente a los -6,9 puntos del trimestre previo, debido al menor retroceso del gasto en consumo y la inversión. En términos interanuales, únicamente se ha incrementado el gasto en consumo de las administraciones públicas (4,2%), disminuyendo el consumo privado un 3,6% y la inversión un 7,7%. La contribución del sector exterior también fue negativa (-1,8 puntos), registrándose un mayor descenso de las exportaciones de bienes y servicios (-19,0%) que de las importaciones (-12,7%).

Desde la perspectiva de la oferta, el descenso ha sido "generalizado", exceptuando el aumento en el sector servicios (0,1%), debido sobre todo a la mejora registrada por el comercio, el transporte y la hostelería. En términos interanuales, el valor añadido continúa siendo inferior al del primer trimestre de 2020, exceptuando el sector agrario (3,4%) y, dentro del sector servicios, las actividades financieras y de seguros (6,4%) y los servicios de no mercado (4,4%). Los descensos más acusados se registran en las ramas de comercio, transporte y hostelería (-12,5%), actividades profesionales (-10,4%) y actividades artísticas y recreativas (-24,6%).

En relación con el mercado de trabajo, los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) y las cifras de afiliación a la Seguridad Social reflejan "una recuperación parcial del empleo", aunque en el primer trimestre del año las variaciones interanuales han continuado siendo negativas. A finales de mayo, 70.665 trabajadores se encontraban en situación de ERTE en Andalucía.

Según la EPA, en el primer trimestre de 2021, el número de ocupados en Andalucía descendió en casi 31.000 personas, situándose en 3.052.300. Hay que recordar que esta cifra incluye a los afectados por ERTE. En términos interanuales, el empleo disminuyó un 1,8% (-2,4% en España), debido principalmente a la reducción en el sector servicios (especialmente en comercio, transporte y hostelería, con 110.000 ocupados menos) y, en menor medida, en la industria (19.900 ocupados menos). Asimismo, el número de parados creció un 6,1% y la tasa de paro aumentó 1,3 p.p., hasta situarse en el 22,5%.

Por su parte, el número de trabajadores afiliados a la Seguridad Social se situó en mayo en 3.161.085, superando la cifra registrada en febrero de 2020 (antes del inicio de la pandemia). En el acumulado enero-mayo, el número de trabajadores ha crecido un 1,7% en términos interanuales.