El secretario general del PSOE de Málaga, José Luis Ruiz Espejo, ha destacado el impacto que tendrán los programas del Gobierno de Pedro Sánchez de rehabilitación residencial y de edificios públicos para los ayuntamientos de la provincia de Málaga.

Ruiz Espejo ha señalado que «gracias a los fondos europeos negociados por el Gobierno progresista de coalición se podrán rehabilitar entornos residenciales, edificios públicos y construir viviendas en alquiler en edificios energéticamente eficientes dentro de un paquete de inversión que dejará en Andalucía más de 285 millones de euros solo para este concepto».

Por ello, Ruiz Espejo ha pedido «la implicación de los pueblos y ciudades de Málaga, que es determinante para poder impulsar la actividad de rehabilitación y regeneración urbana como pieza clave en la reactivación del sector de la construcción e inmobiliario, con gran potencial, tanto por las condiciones de antigüedad y conservación del parque edificatorio, como por su capacidad de descarbonización de la economía, innovación en los instrumentos financieros y creación de puestos de trabajo, cohesión social e impacto urbano y rural».

Ruiz Espejo ha recordado que uno de los puntos críticos que se han puesto de manifiesto en el desarrollo de los diferentes programas de rehabilitación ha sido el elevado grado de complejidad que implica para muchos ciudadanos y comunidades de propietarios la gestión de una actuación de rehabilitación ambiciosa en un edificio de viviendas.

«Los ayuntamientos podrán formalizar convenios con los vecinos del barrio y con el apoyo técnico y de gestión de las empresas municipales de vivienda u organismos similares supramunicipales. Del mismo modo, se apoyará el compromiso de los ayuntamientos de avanzar en la promoción de vivienda en alquiler sobre el suelo de su titularidad, articulando un mecanismo de estímulo que permita incrementar el desarrollo de actuaciones del Plan de Viviendas para el Alquiler Asequible», ha manifestado.

El secretario ha indicado que las ayudas establecidas en el plan tienen un tratamiento específico para colectivos vulnerables, apuntando que la ayuda se gradúa en una ayuda base y una ayuda adicional que se conseguirá si se cumplen criterios sociales.