El empresario Joaquín Parra, presidente del CD Badajoz, y otras cuatro personas más fueron detenidas ayer martes en Málaga y Sevilla en una operación de la Guardia Civil que también se extendió por las provincias de Madrid, Cádiz y Badajoz.

La investigación, llevada a cabo por los agentes de la Comandancia de Málaga bajo la supervisión de un juzgado de esta misma provincia, gira en torno a un presunto delito de fraude de IVA en la venta de grandes cantidades de combustible Fuentes próximas a la investigación informaron a EFE que el importe económico derivado del presunto fraude asciende a más de 13 millones de euros. El operativo comenzó de forma simultánea a primera hora de la mañana en las cinco provincias con numerosos registros.

Los más llamativos fueron los protagonizados en la ciudad extremeña, donde los agentes accedieron a las oficinas del CD Badajoz del Estadio Nuevo Vivero y salieron con varias cajas. También registraron un inmueble de la plaza de España, donde precintaron las oficinas de Extrem Petrol SL, propiedad de Felipe Llamazares, director general de la Cultural Leonesa y a su vez tiene relación con Jorge Echave, que desde hace algo más de un mes es director general del Badajoz, según la Crónica de Badajoz.

Este medio añadió que las actuaciones incluyeron el precinto dos gasolineras, una Derby situada en la BA-20, y de otra en la localidad de Navalvillar de Pela, al parecer ambas vinculadas a la familia de Joaquín Parra, máximo accionista del club extremeño. La marca Derby es el patrocinador principal del club pacense. Fuentes cercanas al caso confirmaron a La Opinión que la investigación gira en torno a unos presuntos delitos económicos. Otras fuentes informaron de que los agentes del instituto armado protagonizaron a primera hora de la madrugada un registro en un ático del Embrujo de Banús, un complejo de lujo situado a la altura de la playa Nueva Andalucía.