El Colegio de Arquitectos de Málaga ha distinguido a la Iglesia de Stella Maris como edificio paradigmático de la arquitectura moderna, designación por la que recibirá una placa de la Fundación Docomomo Ibérico para acreditar su valor patrimonial.

El acto de entrega tendrá lugar en octubre durante la celebración de la Semana de la Arquitectura 2021 y contará con la presencia de la arquitecta Ángela García de Paredes, hija del autor del edificio, José María García de Paredes.

La Fundación Docomomo es una organización internacional creada en 1990 para inventariar, divulgar y proteger el patrimonio arquitectónico del Movimiento Moderno. Desde 2012, la Fundación Docomomo Ibérico –encargada de cumplir con estos objetivos en España y Portugal­– coloca en el Día Mundial de la Arquitectura placas informativas en edificios paradigmáticos incluidos en sus registros.

En esta edición se entregarán un total de 22 placas en todo el territorio nacional, que se sumarán a las 314 otorgadas desde que arrancara la iniciativa.

Iglesia y convento de Stella Maris

La iglesia y convento de Stella Maris se halla en el centro del casco urbano de la ciudad de Málaga, concretamente en la Alameda Principal, 29. El edificio, obra del arquitecto José María García de Paredes y culminado en 1964, se configura y desarrolla siguiendo criterios de austeridad, tanto funcionales como constructivos.

Según el arquitecto y académico Sebastián del Pino, que ha sido durante 20 años responsable del registro de la Fundación Docomomo en la provincia de Málaga, la iglesia de Stella Maris “es un logro estructural y plástico cuyas formas modernas destacan en un entorno de una arquitectura más clasicista”.

Para el arquitecto antequerano, “lo más sobresaliente es el valor estético del edificio y su espacio arquitectónico, precisamente por la modestia de materiales”. Esta sencillez se plasma en el ladrillo cerámico sin revestimiento exterior, la estructura portante metálica y los perfiles del mismo material para las carpinterías.

El edificio es totalmente regular y por tanto también los espacios que lo configuran. La iglesia, a la que se accede por un extremo, bajo el doble coro, tiene en el extremo opuesto el altar algo elevado, dejando a su vez, bajo él, una capilla en semisótano.

Sobre el volumen principal y único de la iglesia, con una estructura cerchada apoyada en los soportes perimetrales que se sitúan en la fachada y medianería laterales, se cuelgan los tres niveles que componen el convento; el nivel inmediato sobre la iglesia alberga un amplio y exento claustro, y sobre él las dependencias de la comunidad, para culminar con las celdas bajo las pendientes de los faldones de cubierta.

El Colegio de Arquitectos de Málaga, patrono de la Fundación, participa en esta iniciativa desde 2018, cuando se entregó la placa Docomomo al Teatro-Cine Torcal de Antequera. En 2019, la distinción fue para el Centro Logístico ‘Mayoral Moda Infantil’ (antiguo edificio de Industrias Textiles del Guadalhorce, ‘Intelhorce’) y en 2020, recibieron tal designación el CAC Málaga y el Centro Cultural ‘Pablo Ruiz Picasso’ en Torremolinos.