La estampa se repite y el motivo es siempre el mismo: los taxistas exigen al Ayuntamiento de Málaga y a la Junta de Andalucía que acabe con "la competencia desleal" y el "intrusismo profesional" en los que incurren las empresas de vehículos de alquiler con conductor (VTC), según han denunciado hoy los representantes del sector en rueda de prensa ofrecia a las puertas de María Zambrano, junto al portavoz del PSOE, Daniel Pérez, y a su homóloga en Unidas Podemos, Paqui Macías. Así, desde allí y hasta el Ayuntamiento ha partido una enorme caravana de taxis que pretendía envolver al Consistorio, lo que se ha conseguido, además de ocupar parte de los carriles del Paseo del Parque.

Ha sido, sin duda, una concentración multitudinaria, muestra clara del hartazgo del sector con las VTC y con, según denuncian, la inacción de la Junta y el Ayuntamiento en el control de esa actividad. Jesús Báez, representante de Élite Taxi Costa del Sol, ha indicado que el sector del taxi no está "en contra de la libre competencia, eso son falacias, estamos en contra de que no se cumpla con la ley: hay un número de VTC por taxi y esa proporción salta por los aires". Ha criticado en su intervención la escasa regulación que soportan los VTC frente "a la gran carga regulatoria del taxi", aunque la primera, ha incidido, "no se cumple". "Son dos sectores distintos, no hablamos de competencia desleal, sino de intrusismo profesional, lo que es una ilegalidad".

Asimismo, ha exigido que se establezca un tiempo de precontratación para delimitar el sector de la VTC, y ha pedido al Ayuntamiento "una total implicación para vigilar y constatar la mala praxis" de estas empresas "disruptoras". Quieren los taxistas que, en los grades nódulos de transporte como María Zambrano, el Aeropuerto o la estación de autobuses, entre otros, o incluso en las paradas de taxi, se controle a los VTC que, en teoría, tienen que recoger a sus clientes ya precontratados, aunque los taxistas creen que acuden a esos sitios a "cazarlos" in situ, haciendo una competencia desleal a los taxis. A ello hay que sumar los taxis piratas.

Nuevas protestas de los taxistas malagueños contra las VTC J. A. S.

Julio Sanz, presidente de la Asociación Nacional del Taxi, ha destacado la presencia de taxistas de todas las provincias andaluzas y de otras comunidades como Madrid y ha recordado cómo durante la pandemia el sector ha actuado con "altruismo" apoyando a los más vulnerables. Ha denunciado "la desidia de las administraciones" (en la vigilancia tiene competencias el Ayuntamiento y en la regulación, la Junta). "Es una larga guerra, el taxi la ganará sí o sí". El portavoz de Aumat, Pedro Ruiz, ha dicho que no están en contra de ningún sector, y ha recalcado que la Policía Local necesita "formación y medios para vigilar y controlar". "Siempre nos dicen que no hay medios, pero no hay voluntad política ni a nivel local ni autonómico", ha destacado.

Daniel Pérez, por su parte, ha insistido en que este se trata de un sector público esencial, ha exigido que se cumpla la ratio de una licencia VTC por cada 30 de taxi, algo que no ocurre; que la precontratación se dé con 30 minutos de antelación y no en el entorno de hoteles, el aeropuerto o María Zambrano y que se trabaje con la Policía Local "para proteger al taxi", dado que faltan 300 agentes en la capital. Ha pedido el apoyo ciudadano para este servicio esencial. Así, llevan una moción con estas reivindicaciones a la Comisión de Movilidad del lunes. Paqui Macías, de Unidas Podemos, ha calificado de "competencia desleal lo que ocurre con las VTC".

Terminada la rueda de prensa, la caravana, formada por muchos taxistas, ha partido desde María Zambrano al Ayuntamiento, que han rodeado en un enorme abrazo motorizado, y muchos, ha explicado Jesús Báez, han ocupado también varios carriles del Paseo del Parque, con el fin de colapsar la zona hasta las 14.00 horas. En el Ayuntamiento, protegido por la Policía Local, han hecho sonar los cláxones mientras rodeaban el edificio y algunos compañeros aplaudían. Algunos ciclistas que discurrían por el carril bici cercano se han sumado a los aplausos.

El alcalde, Francisco de la Torre, ha asegurado haber hablado con el presidente de Aumat para disculparse por su ausencia en la mañana de hoy, pero afirma que se reunió con ellos hace unos días. "Hemos compartido las inquietudes, las hacemos nuestras, en estos días y ayer y antes de ayer hubo reuniones en el aeropuerto, porqu ehabía varios temas relativos a cómo el aeropuerto informa de dónde están los taxis y dónde los coches precontratados, que puede haberlos, que legalmente puede ser, y creo que eso va a quedar muy claro, muy bien, muy respetuoso con todos, en el marco de la legalidad".

"Queremos lógicamente defender la legalidad y la libre competencia en precontratos, pero de un trabajo donde no haya ninguna maniobra de unos contra otros, defendiendo a nuestros taxistas, con todos los respetos a los demás que están en el sector, lógicamente queremos que el trabajo de ellos se desarrolle en términos de gran calidad, porque la clave de toda esta cuestión es tener un gran servicio del taxi, Málaga ha conseguido en todos estos años que tenga un gran prestigio, ellos lo saben, lo cuidan, son grandes profesionales, todo nuestro respeto y consideración", ha declarado el regidor en la inauguración de un evento tecnológico.

En la ciudad hay en torno a 1.900 personas que viven del taxi, 3.500 en la provincia, entre autónomos y asalariados. Asimismo, hay 2.200 licencias de VTC en la Costa del Sol, que se desplazan, han denunciado, a municipios costeros para los eventos, algo que los taxis no pueden hacer.