Dentro del conglomerado de parámetros que se estudian para monitorizar la evolución de la pandemia, tiene una especial relevancia la presión asistencial.

Según los datos de ayer ofrecidos por la Consejería de Salud, los hospitales malagueños continúan atendiendo a 55 personas, de las que 14 están en UCI, esto es, tres pacientes menos con respecto a los datos del pasado sábado.

A nivel andaluz, 166 personas siguen ingresadas, de las que 40 han requerido su traslado a una Unidad de Cuidados Intensivos.

Con respecto al resto de provincias andaluzas, Málaga se mantiene como la que más pacientes tiene hospitalizados debido al contagio de Covid-19. El resto se encuentra en la siguiente situación:

Almería mantiene 26 personas hospitalizadas, de las que 7 en UCI; Cádiz con 12 hospitalizaciones, de las que 1 en UCI; Córdoba, con 9 hospitalizaciones, de las que 2 en UCI; Granada, con 19 hospitalizaciones, de las que 5 en UCI; Huelva, con 12 hospitalizaciones, de las que 5 en UCI; Jaén, con 10 hospitalizaciones y 1 en UCI y, por último, Sevilla, con 23 hospitalizaciones, de las que 5 en UCI.

Sin embargo, si se atiende al porcentaje de ocupación, el informe de indicadores epidemiológicos del Ministerio de Sanidad refleja que los centros hospitalarios malagueños han alcanzado ya los niveles de «nueva normalidad».

En el caso de la ocupación de camas de agudos por pacientes con Covid-19, el porcentaje se sitúa en el 1,8%. Los umbrales definidos en el famoso semáforo de Sanidad fijan esa situación de normalidad por debajo del 2%.

En cuanto a la ocupación de las camas de Unidades de Cuidados Intensivos (UCI), un área clave para la recuperación de los cuadros más graves de la infección respiratoria provocada por el Sars-Cov-2, en Málaga se encuentra en el 4,1%, estando establecido el estado de estabilidad asistencial por debajo del 5%.

Hace un mes -comparando estos datos con los arrojados en el informe ministerial de indicadores epidemiológicos del 23 de septiembre-, esos dos parámetros se encontraban ya en situación de riesgo «bajo», ya que los ingresos de paciente en camas de agudos estaban en el 3,6% y los de las Unidades de Críticos estaban en el 7,6%.

No vacunados

La gerente del Hospital Regional de Málaga, María del Mar Vázquez, aclaró hace unas semanas que prácticamente la totalidad de los pacientes infectados que atienden ahora en los hospitales no se habían vacunado contra la Covid-19.

Por su parte, el director del Plan de Vacunación Andaluz, David Moreno, en conversación con este periódico, cifraba esa población que aún no había dado ni un paso para alcanzar la inmunización en unas 190.000 personas en la provincia de Málaga, un dato que relacionó directamente con la población extranjera residente en Málaga, que carece de la cultura provacunas de la que siempre ha gozado la provincia.

«Es algo en lo que tenemos que trabajar, en convencer a estas personas para que se vacunen», reconocía Moreno en una entrevista con este periódico. «Si se compara a Málaga con el resto de provincias andaluzas, es la más rezagada en la vacunación».