Más de un millar de representantes del empresariado y la sociedad civil, entre ellos una nutrida representación andaluza, han participado este miércoles en Madrid en el quinto acto empresarial por el Corredor Mediterráneo, promovido por el movimiento #QuieroCorredor, que impulsa la Asociación Valenciana de Empresarios. En este encuentro se ha reclamado al Gobierno central una mayor celeridad en los ritmos de ejecución de este eje prioritario de la Red Transeuropea de Transporte, un proyecto que se considera clave para la dinamización logística y económica de toda la fachada mediterránea, desde Algeciras hasta la frontera francesa, a través de Andalucía, Región de Murcia, Comunidad valenciana y Cataluña. En ese mismo acto, la ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, ha asegurado que el tramo del corredor mediterráneo por ferrocarril entre Almería y la frontera francesa estará concluido en 2025-2026.

El multitudinario evento ha albergado también el segundo chequeo semestral sobre la evolución de las obras del corredor, que han efectuado ingenieros de prestigio, repasando los avances e incertidumbre en la construcción y contratación de las obras en sus diferentes tramos por el trazado que discurre por el conjunto del territorio nacional.

El presidente de la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA), Javier González de Lara, ha recordado que Andalucía sufre unos" incumplimientos" de plazo en la ejecución de esta infraestructura "muy preocupantes", no sólo en las provincias de Almería y Granada, sino también en el otro gran eje que se considera esencial, el de Algeciras, en Cádiz, y Bobadilla, en Málaga. "Europa empieza en Algeciras, en el Campo de Gibraltar, en Andalucía, no en Perpiñán. Que no se equivoque nadie: si Andalucía no cuenta en la estrategia de diseño de este eje del corredor mediterráneo será un gran error de base", ha afirmado.

El responsable de la CEA ha agradecido la presencia de la consejera andaluza de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio, Marifrán Carazo, en apoyo a los empresarios. "Hoy Andalucía cuenta en este acto con una nutrida representación empresarial e institucional que agradecemos. Lo que queremos es alzar la voz y decir que en toda esa intermodalidad y en la competitividad de los territorios es muy importante el tráfico ferroviario, una logística esencial en estos tiempos. Se está demostrando con la crisis de suministros y el encarecimiento de estas materias y del combustible", ha comentado.

Respecto al anuncio de la ministra de que el tramo hasta Almería estaría para 2025-2026, González de Lara, que también preside la Confederación de Empresarios de Málaga (CEM), ha dicho que "el compromiso de ejecución, está condicionado a una firme apuesta financiera y presupuestaria que no se ha producido aún". "Sin duda, esta es la ocasión, con los Fondos Europeos Next Generation", ha añadido.

A su juicio, la relevancia del ferrocarril como alternativa de transporte sostenible es "enorme", algo que debería tener en cuenta España ahora que llegan estos fondos. "Hablamos de digitalización, de cohesión territorial. El ferrocarril encaja perfectamente en esta visión, pocos medios de transporte hay que sean más sostenibles", ha apuntado el representante empresarial. Según sus datos, en España el transporte de mercancías por tren representa sólo el 4% del total, mientras que en Europa el peso es del 18%.

Por su parte la consejera Carazo ha resaltado la oportunidad del acto como método para "llevar esta reclamación directamente a la sede de la toma de decisiones en relación a la planificación y ejecución de esta infraestructura". La representante del Gobierno andaluz ha afirmado que los calendarios del Corredor Mediterráneo, pese a los compromisos del Ministerio de Transporte, "siguen arrojando muchas dudas e incertidumbre, más aún si analizamos la evolución de los trabajos en la comunidad autónoma andaluza, donde aún hay tramos sin proyectos constructivos cerrados, como es el caso de la renovación de la línea férrea entre Granada y Almería". También ha recordado que se desconoce la solución para el transporte ferroviario de mercancías entre Antequera y Granada.

Además, Carazo lamenta el "gran parón" de las obras del Corredor entre Murcia y Almería a su paso por la provincia almeriense, que están "literalmente paradas" y también solicita que el Estado agilice el informe de impacto ambiental de la electrificación del tramo Algeciras-Bobadilla, "ya que puede retrasar mucho su ejecución y poner en peligro su financiación".

"El Ministerio no puede perder la oportunidad histórica que se conjuga con la llegada de los fondos Next-Generation UE, así como los propios del nuevo marco operativo Feder, si quiere cumplir con los horizontes temporales fijados para la puesta en servicio del corredor", ha apuntado la consejera.

Además, ha añadido, esta financiación extraordinaria también debería ser aprovechada para mejorar la soluciones técnicas adoptadas en algunos tramos del trazado por Andalucía, al objeto de "sortear así cuellos de botellas que se pueden producir por el bajo porcentaje de plataforma de vía doble en Andalucía, así como por las pendientes acusadas en algunos puntos del recorrido por nuestra región". Carazo ha dicho que la Junta seguirá "vigilante" con el desarrollo de los trabajos y actuaciones para el ramal central del Corredor Mediterráneo, que consideran "clave" también para el desarrollo de Andalucía.

Al acto empresarial celebrado por el Corredor Mediterráneo han acudido, junto a los representantes empresariales, la ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez; el presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig; el presidente del Gobierno de la Región de Murcia, Fernando López Miras, y la propia consejera de Fomento de la Junta de Andalucía.

Cerrar la brecha entre centro y periferia

En un el acto en defensa del corredor mediterráneo, que se celebra por quinto año consecutivo, esta vez en Madrid, el presidente de la Asociación Valenciana de Empresarios (AVE) e impulsor de la iniciativa #quierocorredor, Vicente Boluda, ha recordado que la infraestructura lleva 25 años de retraso, debería estar terminada en 2025 y en algunos tramos las obras ni siquiera han empezado. Boluda ha urgido la finalización de las obras por la importancia de completar el modelo circular de infraestructuras, complementario del radial, para cerrar la brecha estructural entre el centro del país y la periferia.

Para apoyar sus tesis, el presidente de los empresarios valencianos ha destacado que las comunidades por las que pasa el arco mediterráneo (Andalucía, Murcia, Comunitat Valenciana y Cataluña) absorben el 50% de la población del país, el 63% del tráfico de mercancías, el 45% del PIB y más del 50% de la exportación y del turismo extranjero.

Además, el corredor permitiría ahorrar la emisión a la atmósfera de 900.000 toneladas de CO2 al año y crear 15.000 nuevos puestos de trabajo en sectores como el turismo, la logística y el transporte, entre otros.

La ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, ha puesto números a la importancia de este corredor, que será la conexión terrestre más eficiente, también desde el punto de vista medioambiental, con el resto de Europa: atraviesa más de 10 ciudades de más de 100.000 habitantes, las comunidades por las que pasa representan más del 40% del PIB nacional y por cada euro invertido, el retorno será de 3,5 en el PIB.

Sánchez ha señalado que los Presupuestos Generales del Estado para 2022 recogen una inversión de 1.709 millones de euros para estas obras, de los que 558 corresponden a Andalucía; 540 millones a Cataluña; 377 millones a la Comunitat Valenciana y 233 millones a Murcia. En los últimos tres años, ha añadido, se han licitado desde el Ministerio que dirige obras por más de 3.000 millones de euros para el corredor (una a la semana), se han adjudicado otras por más de 2.000 millones y se han ejecutado más de 1.000 millones.

Ha considerado que el hecho de que los fondos europeos del programa de recuperación Next Generation deban ejecutarse antes de 2026 "presiona" para acelerar las obras, con lo que se ha ratificado en que la conexión Almería-frontera francesa estará terminada para ese año.

Al presidente de Mercadona, Juan Roig, le gustaría que estuviera terminado en 2025 mejor que en 2026 (las fechas que ha dado la ministra), para lo cual "ahora hay una oportunidad con los fondos europeos", que impulsaría el desarrollo de España. Le parece "fenomenal" que Madrid esté conectada con 22 ciudades españolas, pero que las ciudades del corredor mediterráneo no puedan estar unidas entre si "es una discriminación" porque casi el 50% de la población española este en ese arco. No obstante, ha visto a la ministra "con muy buenas intenciones", ha dicho a Efe.

El presidente de CaixaBank, José Ignacio Goirigolzarri, ha señalado que se incorpora a este movimiento en defensa del corredor por su capacidad transformadora tanto desde el punto de vista social como económico, especialmente tras la pandemia del coronavirus, y porque contribuirá a construir una España "más tecnológica, más verde y más cohesionada".

El presidente de la Cámara de España, José Luis Bonet, "no comprende" lo que está ocurriendo con el corredor mediterráneo teniendo en cuenta que "más de la mitad de la potencia económica de España está en los alrededores" y que es "una necesidad de país perentoria". Bonet ha destacado que en zonas como Almería el desarrollo podría ser extraordinario si se pusiera en marcha el corredor.

El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha reclamado que se aceleren las obras, dentro de la complejidad que tienen algunos tramos, para que esta infraestructura sea cuanto antes una realidad. Puig ha destacado que el Gobierno está alineado con esa necesidad y que en el presupuesto para 2022 se destinan más de 1.500 millones de euros y ha reclamado que todas las administraciones vayan en la misma línea para superar las barreras que existen para que las obras avancen.