La concejala socialista Lorena Doña ha pedido al Ayuntamiento de Málaga "transparencia y concurrencia pública" en la concesión para instalar telescopios turísticos en la ciudad, puesto que hasta el momento los activos funcionan sin concesión ni control municipal.

A través de una moción que será defendida en la próxima comisión de Ordenación del Territorio, Doña pedirá al equipo de gobierno "que depure responsabilidades sobre lo sucedido con los telescopios turísticos en el conjunto Alcazaba-Gibralfaro y el resto de la ciudad", a fin de averiguar las razones que han permitido su funcionamiento "como en una viña sin amo".

Además, la responsable socialista del área de Cultura exige al Consistorio que se comience "de forma inmediata a tramitar la preceptiva concesión demanial en la que quede garantizada la concurrencia pública y transparencia para la instalación de telescopios turísticos".

Así lo ha manifestado Lorena Doña en un comunicado, tras advertir de que en los últimos años se han producido diversas solicitudes por parte de empresas para instalar telescopios con fines turísticos en la Alcazaba y Gibralfaro, "entendiendo que los que están instalados cumplían con la legalidad vigente, pero no es así. Estos aparatos, y su respectiva explotación se viene realizando en los últimos años en precario, sin contrato, sin licitación y sin control alguno".

Para la edil socialista, "es poco menos que sorprendente que desde el Ayuntamiento de Málaga se haya permitido que existan unas instalaciones en la ciudad y en su monumento más visitado sin ningún tipo de control, ni supervisión, sin rédito económico para la ciudad ni para el monumento". Estas manifestaciones se basan en documentación recibida por el grupo socialista "tras un largo periplo para acceder a ellos, ya que ningún área municipal parecía tener conocimiento ni responsabilidad al respecto cuando solicitamos la información", ha dicho.

Concretamente, Doña asegura que le llegó un informe del Jefe de Servicio de Patrimonio Municipal del año 2018 con relación a las investigaciones llevadas a cabo para conocer la titularidad de las empresas que explotan los telescopios turísticos en la Alcazaba. Según la documentación y lo expresado por operarios del conjunto monumental, el telescopio de La Alcazaba-Gibralfaro "lo explota y mantiene la persona que trabaja en el kiosco próximo a la entrada, que a su vez tiene relación con una empresa de Barcelona. Los telescopios se encuentran instalados desde hace más de diez años, el tiempo que lleva trabajando".

Además, los mismos operarios confirman "los problemas que surgen cuando los visitantes introducen monedas y los telescopios no funcionan, y sobre todo, cuando el kiosco está cerrado y no les puede derivar a las personas que le manifiestan quejas por el mal funcionamiento", ha manifestado Doña, que insiste en que, "para solucionar estos problemas y dar ejemplo de transparencia y buen hacer, el Ayuntamiento debe tramitar la preceptiva concesión demanial en la que quede garantizada la concurrencia pública para la instalación de estos aparatos en la vía pública y monumentos de la ciudad".