Un hombre de 60 años ha sido detenido en Málaga capital por presuntamente incendiar el colchón de otra persona sin hogar mientras esta dormía en el cajero exterior de un banco. Según fuentes policiales, las cámaras de seguridad de la propia entidad grabaron claramente al sospechoso prendiendo fuego al lecho de la víctima, que sufrió quemaduras de segundo grado en una mano al intentar salvar sus enseres. Los investigadores de la Policía Nacional le atribuyen un delito de homicidio en grado de tentativa y otro de daños. El arrestado pasó ayer a disposición judicial y se acogió a su derecho a no declarar. Fuentes judiciales han confirmado a este periódico que el juez ordenó su ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza y que se le investiga por los delitos de tentativa de homicidio e incendio. El motivo del ataque no ha trascendido.

El suceso se produjo la madrugada del pasado 25 de enero en la escalinata de acceso a una sucursal bancaria del Centro de Málaga. Sobre las 3.30 horas, una persona sin hogar de 56 años que dormía sobre un colchón de gomaespuma se despertó sobresaltado por el calor de unas llamas que afectaron a la manta con la que se cubría.

Un aviso de un operario de limpieza permitió que una patrulla de la Policía Local se trasladara inmediatamente hasta el lugar de los hechos para auxiliar a la víctima y trasladarla hasta el hospital. Por su parte, la Policía Nacional asumió la investigación de los hechos, siendo los agentes de la Comisaría de Distrito Centro los que realizaron una serie de diligencias que permitieron identificar al presunto autor "sin ningún género de dudas". Fuentes policiales han explicado que las cámaras del banco grabaron al hombre prendiendo fuego al lecho de la víctima con un mechero y unos papeles. Las llamas se extendieron por unos cartones y la manta con los que se cubría el perjudicado, que se despertó al notar el calor de las llamas a la altura de las piernas. El incendio también afectó a la fachada del banco donde se refugiaba la víctima, por lo que también se le atribuye un delito de daños.

Una semana después, el pasado 1 de febrero, los agentes localizaron al presunto autor de los hechos deambulando por el Centro con la misma indumentaria utilizada por el autor la noche del incendio.