Esta semana han llegado a Málaga las primeras familias ucranianas que han abandonado su país huyendo de la guerra, que cumple su octavo día desde la invasión de Rusia.

Son familias, algunas con niños pequeños, que están llegando progresivamente y que están cobijándose en casa de sus familiares y amigos, según ha explicado la cónsul de Ucrania, Svitlana Kramarenko, mientras se organiza un dispositivo por parte de las administraciones públicas y las ONG.

"Estamos recibiendo las llamadas de la gente que está en camino. Hay familias que ya han llegado", ha explicado Kramarenko en una rueda de prensa en la que ha asegurado que en esos momentos esperaba la llegada de varias familias prevista para dentro de dos horas.

"Estamos gestionando y en reuniones estos dos días con todas las entidades de la Administración, con Ayuntamiento, Diputación, con el subdelegado del Gobierno, la delegada del Gobierno en Málaga y estamos en contacto con la Junta de Andalucía, solicitando ayuda para coordinar el trabajo relacionado con el acogimiento de las personas que están llegando".

La cónsul de Ucrania en Málaga ha especificado que, por ahora, son pocos y ya tienen prevista su acogida por parte de sus conocidos en Málaga. "Por supuesto, que la primera pregunta de cada uno es qué hago después, qué hago ahora".

Patricia Navarro, junto a la cónsul Svitlana Kramarenko, portando la bandera de Ucrania. L.O.

En cuanto a los menores que llegan desde Ucrania, la cónsul ha incidido en la importancia de agilizar los trámites para que puedan ser escolarizados y retomar pronto sus estudios. Al respecto se pronunción ayer el consejero de Educación, Javier Imbroda, que garantizó la "escolarización inmediata" de todos los niños procedentes de Ucrania, poniendo a disposición los centros educativos andaluces.

Red de plazas local

Por su parte, la presidenta de la Asociación Maydan en Málaga, Maryana Kasiv, ha explicado que ahora están trabajando en crear una base de datos común de todas las personas que están ofreciendo su casa para acoger a la población ucraniana. "No está en nuestra mano gestionar todas estas peticiones, las tendremos que pasar a las ONG como CEAR o Cruz Roja pero sí estamos trabajando en atender a estas personas".

Desde el Ayuntamiento de Málaga, la concejala de Participación Ciudadana, Migración, Acción Exterior y Cooperación, Ruth Sarabia, ha informado de que el consistorio va a mantener una reunión de coordinación con todas las administraciones públicas para ofrecer plazas a la población refugiada.

Según ha explicado Sarabia, primero se les redirigirá a los espacios ofrecidos por CEAR, Cruz Roja y ACCEM. Si estos se cubriesen, se empezarían a usar los albergues juveniles de la Junta de Andalucía y después los espacios de la Diputación de Málaga -La Noria y La Térmica- así como los del Ayuntamiento de Málaga, a través de Puerta Única y el Área de Participación.

"Además ayer se aprobó una directiva histórica que va a permitir que vengan con residencia, con permiso de trabajo y con plaza para poder estar los menores escolarizados. Es un paso muy importante que no se había dado nunca hasta ahora y que la Unión Europea ha querido dar para la población ucraniana que huye de la guerra", ha recordado Ruth Sarabia. "Los pasos para acogerse al refugio van a ser inmediatos, simplemente con que la persona llegue aquí y vaya a extranjería, a Policía Nacional o a cualquier oficina de CEAR le van a tramitar el refugio y eso se va a realizar coordinado con las administraciones para ocupar las plazas".

Asimismo, el Ayuntamiento de Málaga ha recibido varios ofrecimientos de empresarios privados que están dispuestos a habilitar sus naves industriales para establecer pabellones y refugios temporales en caso de que fuera necesario.