La Central Sindical Independiente y de Funcionarios, CSIF, alerta de los continuos descubiertos en la plantilla de celadores del Hospital Regional de Málaga durante los últimos meses, "que están generando situaciones preocupantes y que afectan a todos los servicios y unidades". El sindicato, en un escrito remitido a la gerencia del centro hospitalario, ha exigido que se refuerce de inmediato la plantilla de celadores -especialmente en el turno de noche- y que desde la unidad de Prevención de Riesgos Laborales se evalúe la sobrecarga que soporta el colectivo.

CSIF estima que es necesaria la incorporación de al menos una treintena de celadores a la plantilla estructural, conformada por alrededor de 160 trabajadores, para garantizar la asistencia a los pacientes en todos los servicios hospitalarios. Aunque a comienzos de la pandemia se reforzó la plantilla con 200 profesionales más, esta cifra se ha reducido a más de la mitad, pese a que en este tiempo se ha ampliado la unidad y se ha absorbido la demanda asistencial procedente de las desaparecidas urgencias del Hospital Civil.

"Precisamente el servicio de urgencias del Hospital Regional ha pasado de atender una media diaria de 350 casos a alcanzar los 450 –cifra que podría seguir aumentando-, haciendo que la reformada unidad, que ha triplicado su espacio con la remodelación, sea del todo insuficiente. En este servicio, la falta de celadores ha generado situaciones realmente desagradables y perjudiciales para los pacientes que acuden, al quedar un solo trabajador encargado del acceso a las urgencias", denuncia la organización sindical.

CSIF advierte de que "son especialmente preocupantes los descubiertos durante el turno de noche, donde de media suelen prestar servicio una quincena de celadores, un número del todo insuficiente y que incumple la cifra mínima de 26 profesionales estructurales que debería haber para garantizar la asistencia".

Además de la ampliación de la plantilla estructural, CSIF ha exigido a la dirección del centro que se cubran al 100% todos y cada uno de los descubiertos que se generan y que repercuten en la carga de trabajo y en la salud laboral de los trabajadores. El sindicato también alerta de los déficits asistenciales que soportan los pacientes a causa de esta situación, de sobra conocida por los responsables del centro.

Por otro lado, la central sindical señala que los protocolos asistenciales están obsoletos, no son funcionales ni seguros para los profesionales, al tiempo que denuncia que los medios materiales, como sillas de ruedas y camillas, "son claramente insuficientes y muchos de ellos presentan un estado de deterioro, que requiere que sean sustituidos cuanto antes". El sindicato ha llevado estas carencias de medios al Comité de Seguridad y Salud del Hospital Regional para que el material sea adecuadamente dotado y sustituido cuanto antes, garantizando así la salud laboral del colectivo.

"Ante la calidad asistencial cada vez más deficiente, y la precarización y sobrecarga laboral de los trabajadores", CSIF advierte que adoptará las medidas que estime oportunas, entre las que no descarta la convocatoria de movilizaciones. Así lo ha trasladado el sindicato a la gerencia del centro, a la que ha reclamado actuaciones urgentes para solventar la situación, y ha recordado que los déficits en la plantilla de celadores tienen repercusiones en los profesionales de todo el centro hospitalario, que se ven también perjudicados.