La Universidad de Málaga (UMA) ha suscrito un acuerdo de colaboración con la Women Startup Community (WSC) para la realización de un informe sobre la gestión de la innovación abierta en empresas emergentes lideradas por mujeres, convirtiéndose en la primera universidad española en adherirse a esta comunidad, "la más grande a nivel mundial, con más de 400 startups".

La firma del convenio se ha celebrado este miércoles en la Facultad de Comercio y Gestión y ha contado con la vicerrectora adjunta de Investigación, Zaida Díaz, y la presidenta de WSC, Teresa Alarcos. Asimismo, el decano de este centro de la UMA y la vicedecana de Investigación y Movilidad, Benjamín del Alcázar y Carmina Jambrino, respectivamente, también han estado presentes, junto a otros miembros del proyecto.

Ambas partes han destacado la necesidad de esta colaboración, ya que, aunque en los últimos años la brecha de género se ha reducido considerablemente en el ecosistema el emprendedor, tan solo un 20 por ciento de las startups mundiales son lideradas por mujeres y, en concreto, en España, este dato desciende al 16 por ciento, han indicado desde la UMA en un comunicado.

"Ante estas cifras resulta imprescindible conocer y analizar cuáles son los modelos de gestión que las mujeres empresarias desarrollan en las startups", han señalado.

El objetivo de esta colaboración conjunta es poner en valor el emprendimiento digital femenino entre la comunidad universitaria, en busca de crear una generación de mujeres líderes en tecnología. Así, a través de este acuerdo se llevarán a cabo por ambas instituciones acciones de difusión, visualización y captación de talento, además de inspirar a crear nuevos emprendimientos.

El equipo de trabajo de la Universidad de Málaga está formado por las profesoras del Departamento de Economía y Administración de Empresas Patricia Iglesias y Carmen Jambrino, como investigadoras principales; los docentes Carlos de las Heras y Elena Fernández y la presidenta de 'Women Startup Community', Teresa Alarcos.

Aportar conocimiento dirigido a estrechar la brecha de género y darle la "visibilidad merecida" a las startups femeninas es la misión de este nuevo proyecto que tendrá, en principio, un año de duración.