A partir del próximo 6 de julio todos los turismos deberán incluir obligatoriamente una caja negra, como la de los aviones, que grabará la información más relevante en caso de siniestro.

Esta caja negra o EDR por sus siglas en inglés (Endpoint Detection and Response) será obligatoria en todos los coches nuevos y, según el comparador de seguros Acierto.com, podría incidir directamente en el precio de las primas de coche si finalmente las aseguradoras tienen acceso a estos datos.

Cómo funciona la caja negra

La caja negra del turismo guardará los datos generados de los 30 segundos previos y los cinco posteriores a un siniestro. Esta información podrá ser analizada a posteriori para determinar las causas del siniestro. Eso sí, la información recopilada será anónima a priori, pues no se registrarán datos personales como el nombre, la edad o el sexo del conductor.

Entre la información que quedará registrada figura la velocidad del vehículo, la frenada, las revoluciones del motor, la fuerza del impacto frontal y lateral, los movimientos de dirección, la posición del acelerador… También grabará el funcionamiento de sistemas de seguridad como los airbags, cinturones de seguridad y asistentes de conducción, y tendrá en cuenta parámetros temporales y cronológicos, como la hora y fecha del siniestro.

Además de permitir establecer las causas de los accidentes, los EDR servirán para establecer los umbrales de lesiones, reconstruir accidentes o crear programas de seguridad vial. Estas cajas negras forman parte de los ocho sistemas de ayudas a la conducción (ADAS por sus siglas en inglés) que llevarán obligatoriamente todos los coches nuevos a partir del mes de julio de 2022. Según el Parlamento Europeo, estos dispositivos evitarán hasta 25.000 muertes y más de 140.000 heridos.

¿Alterará los precios del seguro de coche?

En Acierto.com afirman que responder a esta pregunta no es sencilla ya que las aseguradoras fijan los precios de las pólizas, entre otras cosas, basándose en datos estadísticos. Por ejemplo, se considera que los conductores más jóvenes tienen accidentes de mayor gravedad y, por eso, sus seguros suelen ser caros.

Tampoco está claro si las aseguradoras tendrán accesos a estos datos o no. De hecho, la Unión Europea apuesta porque sean únicamente las autoridades las que puedan conocerlos. No obstante, según Acierto.com una reciente sentencia en Alemania ha permitido a las aseguradoras disponer de este registro, pues son una parte principal de los accidentes de tráfico.

La sentencia apunta a que "los asegurados están obligados a aportar todo lo que sirva para aclarar las causas de un siniestro, en virtud de su obligación de informar" y abre la puerta al resto de aseguradoras de Europa. "Aunque, probablemente, acabará dependiendo de cada caso en particular", auguran fuentes de la aseguradora.

En este sentido, Acierto.com afirma que si finalmente las aseguradoras tienen acceso a estos datos, aquellas personas que se ciñan a las estadísticas no experimentarían una subida o bajada alguna en sus seguros en un principio, pero sí los asegurados que no condujesen como los automovilistas con un perfil similar al suyo.

En cualquier caso, aunque las cajas negras no registren datos sobre el sexo o la edad del conductor, si la aseguradora tiene acceso a la información y solamente hay un conductor habitual, que es tomador del seguro, tampoco tendrá que indagar mucho más para hacerse una composición de lugar.

Según Acierto.com, esto no es nuevo y ya hay algunas modalidades de contratación como 'Pay As You Drive', que permiten al asegurado pagar según la forma en la que conduce.