Algunos llevan la tristeza en los ojos desde hace meses y buscan una mano que le de de comer. Otros, esperan con ansia que sus familias vuelvan de sus "vacaciones" para volver a casa. Otros cuantos, con heridas en los costados intentan, poco a poco, perder el miedo que le han causado las personas. Ni las numerosas campañas de concienciación ni los códigos de protección y bienestar animal han evitado que aumente el número de mascotas abandonadas en Málaga, una situación que empeora en estos meses de verano.

Según el balance oficial de la Sociedad Protectora de Animales de Málaga del primer semestre, en el refugio han entrado durante estas fechas un total de 451 perros y 140 gatos. De los que 291 perros y 97 gatos han sido entregados por sus dueños a la Protectora por no hacerse cargo de estos; 45 perros y gatos han sido recogidos a instancias de la Policía Local de Málaga y los Bomberos, y 24 animales han sido devueltos tras haber sido adoptados de nuevo . Unas cifras superiores a las del año pasado en este periodo del año.

Carmen Manzano, presidenta de la Sociedad Protectora de Málaga ha reconocido que, más allá de los números, llama la atención el deplorable estado sanitario y de nutrición en el que llegan estos animales abandonados: "La dificultad que yo veo es que, cada vez, nos entran animales en peor estado de abandono. Creo que la gente ya está más sensibilizada con el abandono de las mascotas en verano, primero porque en muchos sitios te dejan ir con tu perro o con tu gato, yo veo que se producen más abandonos por las expectativas que se tienen con una mascota, pero esta exige más de lo que los dueños pueden aguantar”.

El problema no solo está en el aumento de abandonos, sino también en que las adopciones han disminuido en un 32% este año. En lo que llevamos de año han sido adoptados 470 animales, 295 perros y 97 gatos han sido adopciones nacionales y que caen casi 60 perros y 18 gatos en internacionales.

En cuanto a pérdidas, han fallecido por edad o enfermedad 14 perros y 12 gatos en la Protectora, y por el estado en que han llegado han tenido que ser sacrificados 14 perros y 4 gatos.