Agentes de la Policía Nacional detuvieron en la noche del martes en Málaga capital a dos hombres, de 45 y 61 años, que supuestamente intentaron hacer explosionar con gas un cajero automático de una sucursal bancaria ubicada en la calle Demóstenes, en la zona de Teatinos.

Los arrestados fueron sorprendidos mientras manipulaban el dispensador de billetes, que pretendían reventar mediante la utilización de gas, siendo detenidos finalmente tras una intensa persecución en coche en la que uno de ellos resultó herido, con una fractura en la tibia, tras apearse del vehículo en marcha.

Así lo han informado desde la Comisaría provincial en un comunicado, apuntando que la investigación continúa abierta. Los hechos tuvieron lugar sobre las 04.00 horas en dicha sucursal bancaria cuando una patrulla de paisano de la Policía Nacional localizó a unas personas que manipulaban un cajero, una de ellas con una manguera.

Precisamente al verse descubiertos, los sospechosos subieron a un turismo, iniciándose así una persecución policial que concluyó con los arrestos del conductor y otro pasajero. Este último resultó herido al apearse del vehículo en marcha, ya que le pasó una rueda trasera del coche en el que viajaba por encima de una pierna.

El arrestado que resultó lesionado está pendiente de intervención quirúrgica en un hospital en Málaga, no temiéndose por su vida. Los agentes intervinieron el coche utilizado en la huida por los asaltantes y numerosos efectos que supuestamente les incriminarían en los hechos investigados, como una bombona de gas, manguera y diversas herramientas.