El coordinador provincial de Izquierda Unida Málaga, Guzmán Ahumada, ha reclamado al presidente del Gobierno andaluz, Juanma Moreno, que "cumpla con los compromisos adquiridos tras la PNL de Unidas Podemos aprobada en el Parlamento de Andalucía por todas las fuerzas democráticas, con la única oposición de Vox, en la que se comprometía a la Junta a la firma de un convenio con el Ministerio de Trabajo para aportar y ampliar los recursos en la lucha contra el fraude laboral en el sector de las empleadas del hogar".

También, ha continuado, "desplegar una campaña frente al fraude de la contratación, informando tanto a las trabajadoras como a las familias de las ventajas de tener legalizados".

"Constituyen un sector muy feminizado y eternamente olvidado, que hasta ahora no había tenido nunca el apoyo de ninguna institución y viene sufriendo una alta precariedad y fraude laboral"

Ahumada ha informado de que las empleadas de hogar "constituyen un sector muy feminizado y eternamente olvidado, que hasta ahora no había tenido nunca el apoyo de ninguna institución y viene sufriendo una alta precariedad y fraude laboral, sin contar con apoyo alguno por parte de las instituciones".

El coordinador de IU ha incidido en "el impulso del Ministerio de Trabajo del Gobierno de España con Yolanda Díaz (Unidas Podemos) al frente, que ha logrado tres hitos fundamentales en favor del colectivo: aumentar la inspecciones, lo que ha permitido detectar más de un millar de contrataciones en fraude en Málaga".

"Aprobar el convenio 189 de la OIT por el cual se declaraba trabajo decente la labor que realizan las trabajadores del hogar. Y equiparar a estas trabajadoras con el resto del mercado laboral mediante un régimen especial de desempleo para que puedan acceder a una prestación por desempleo igual que un trabajadora o una trabajadora de cualquier otro sector", ha agregado.

De igual modo, ha señalado que Moreno "cuenta con competencias directas y recursos disponibles sin ejecutar para poder dedicarlos a la dignificación del trabajo de las más de 11.000 empleadas del hogar malagueñas y para implementar un plan de formación que mejore la calidad de un trabajo que tenemos que considerar como esencial".

"Sin embargo, el presidente andaluz prefiere eliminar impuestos a la inmensa minoría de los andaluces más ricos más ricos", ha concluido Ahumada.