El Grupo Municipal Socialista en Málaga ha presentado una moción para pedir al Ayuntamiento la creación de un plan de reactivación económica y social "para combatir los efectos de la inflación entre las familias con rentas más bajas y personas en situación de vulnerabilidad".

Según la concejala socialista Maricarmen Sánchez, que defenderá la iniciativa la semana próxima durante la Comisión de Economía, el Consistorio "tiene en su mano aumentar ayudas a las familias con menos recursos con el aumento de las becas escolares tras la reducción del amparo de la Junta de Andalucía, además de la bonificación a economatos y ayudas a comedores sociales, cuyos usuarios van en aumento debido a que nos encontramos a trabajadores que rozan la linde de la pobreza en nuestra ciudad".

A través de un comunicado, la responsable socialista ha recordado que "la invasión rusa en Ucrania ha cambiado las reglas del juego en el panorama internacional y afecta a nuestro país, en el contexto socioeconómico exterior en el que nos desenvolvemos".

Ha señalado que "la guerra es una tragedia humana, en todos sus órdenes, pero además este conflicto está teniendo y tendrá un significativo impacto en todas las economías, especialmente las europeas por su cercanía al conflicto bélico y la alta dependencia energética".

De hecho, "todos los organismos internacionales estiman que el crecimiento económico global en 2022 se reducirá en torno a 1 punto porcentual inferior como consecuencia del conflicto, y hacia una mayor inflación, al menos del 2,5%, más alta de lo estimado inicialmente", ha señalado.

Por lo tanto, "las administraciones tienen que tener presente la necesidad de afrontar esta crisis con criterio, responsabilidad y capacidad de cooperación con el Gobierno de España y la Comisión Europea, y hacerlo desde una perspectiva de justicia social, para que las familias que menos tienen no sean necesariamente las que deban afrontar con más rigor los efectos, y para que la resiliencia de nuestra economía resulte reforzada", ha aseverado la socialista.

Sánchez ha pedido, además, el "aumento de la bonificación al transporte público urbano, pudiendo llegar al 80% de la misma y contemplar ampliar esta medida hasta finales de 2023", además de "recuperar y mejorar el Plan de ayudas al alquiler del Ayuntamiento, muy deficiente porque para que le concedan una ayuda a una familia prácticamente debe estar en riesgo de desahucio".

Según la edil socialista, "Andalucía está empezando a padecer la crisis provocada por la guerra de Ucrania y el Gobierno Andaluz debe responder en el marco de sus competencias estatutarias. Andalucía está padeciendo la inflación en mayor medida que el resto de España, situándose entre las comunidades autónomas con mayor inflación de España".

La socialista considera que el Ayuntamiento de Málaga "debe colaborar en el auxilio de la población malagueña, para compensar el crecimiento en los valores interanuales en la alimentación, seguida de la electricidad, gas y otros combustibles y la utilización de vehículos personales, que ya se está notando".

Ha agregado que "siete de las ocho provincias andaluzas se sitúan con tasas de inflación que igualan o superan el 11% de inflación anual, mientras que Málaga supera el 11,4%, siendo los alimentos los que han incrementado de forma sustancial los precios".

"No hay excusas ni por parte de la Junta de Andalucía y tampoco por parte del Ayuntamiento de Málaga", ha dicho Sánchez, apuntando que el Gobierno regional "tiene financiación suficiente ya que recibe por parte del Gobierno central 1.400 millones de la recaudación del impuesto de hidrocarburos, que es el 58% del total del impuesto, así como el 50% de los recursos del IVA, que supone más de 6.000 millones anuales".

Al respecto, ha señalado que por esto "también puede establecer medidas que se financien con cargo a los 5.375 millones de euros de fondos europeos, además de los 3.351 millones de euros de los fondos Next Generation adicionales que el Gobierno de España le ha concedido".

Los socialistas han indicado que en las últimas semanas colectivos animalistas han advertido del abandono de mascotas, fruto del encarecimiento del nivel de vida y de los alimentos para los animales.

Por eso, a la moción del PSOE la concejala agrega un punto para pedir al Ayuntamiento de Málaga "una línea de ayudas a familias con mascotas que no puedan asumir los gastos de la alimentación de las mismas, para evitar su abandono, así como incrementar las ayudas a las protectoras de animales que puedan acoger a dichas mascotas".