Los trabajadores de Tívoli World cumplen un año en un limbo en el que, pese a estar dados de alta, no cobran nómina. Mientras grupo Tremon no ejecuta la subrogación de la plantilla, los empleados continúan acudiendo diariamente al parque de atracciones de Benalmádena para evitar que lo destruya el abandono y garantizar una posible reapertura.

Ante esto, los trabajadores han grabado un vídeo casero pero de gran calidad en el Pasaje del Terror del parque de atracciones, bajo el título de "Un Año de TERERROR TIVOLI" para denunciar la grave situación que atraviesan:

"No podemos llevar a casa ni un solo euro para comprar el pan porque nuestro jefe nos tiene abandonados, somos víctimas de la especulación urbanística y aún no se ha pronunciado la Justicia mientras las facturas no paran de llegar a nuestras casas".

Este es el segundo vídeo que graba la plantilla que se sigue encargando del cuidado del parque. Son grabaciones que ellos mismos preparan, realizan y editan con sus teléfonos móviles como una nueva forma de denunciar en redes sociales la deriva en la que se encuentran. Este último vídeo cuenta ya con cerca de 1.000 visualizaciones en Youtube.

Imagen del vídeo grabado por los trabajadores del Tívoli para denunciar su situación. L. O.

El parque de atracciones tiene actualmente una plantilla de 85 trabajadores entre fijos y fijos discontinuos. En noviembre del año pasado, los 27 fijos se incorporaron a su puesto de trabajo ya que la administración concursal decidió no renovar el ERTE en el que se encontraban.

Mientras los empleados siguen encargándose de la limpieza y el mantenimiento del parque sin ser retribuidos por ello, esperan que grupo Tremón, el propietario del parque, los subrogue.