El Ayuntamiento de Málaga, a través de la Gerencia Municipal de Urbanismo, ha adjudicado a la UTE Probisa-Atosa la obra para la remodelación integral de la plaza del Llano de Doña Trinidad por un importe de 802.120 euros (IVA incluido) y un plazo de ejecución de ocho meses.

Esta renovación urbana se enmarca en el proyecto Edusi Málaga Perchel-Lagunillas, cofinanciado en un 80% por la Unión Europea, a través del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (PO Plurirregional de España 2014-2020) y, por tanto, la ordenación propuesta para llevar a cabo esta intervención, se basa en los resultados del proceso de participación ciudadana desarrollado en base a los objetivos del programa de Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado (Edusi).

El objeto del proyecto es la creación de un espacio público accesible a través de la ampliación de la plaza hacia el Este, eliminando parte de la calzada que actualmente existe y favoreciendo el tránsito peatonal. Tras las obras, el único vial de circulación de Norte a Sur será el existente en el extremo Oeste de la plaza, ha señalado el Ayuntamiento de Málaga en un comunicado.

Las actuaciones contemplan la sustitución del pavimento de toda la plaza, actualmente deteriorado. El nuevo, mantendrá la pendiente de la calle al Oeste de 1,06%, favoreciendo la accesibilidad y la continuidad del pavimento. Por su parte, en la zona Norte, se tratará el pavimento para permitir el paso rodado y se establecerá una división entre esta zona y la plaza para separar el tráfico rodado del peatonal.

En cuanto a las plazas de aparcamiento, el proyecto prevé la implantación de 20 plazas de estacionamiento y una reservada para personas con movilidad reducida en batería a 60º al Oeste de la plaza, manteniendo un vial de 3,5 metros de ancho.

Parque infantil

También se incluye la sustitución de la zona de juegos para niños, la creación de una fuente ornamental de 9,10 metros de diámetro en el centro de la plaza entre las 6 palmeras centrales, así como la instalación de nuevo mobiliario urbano --bancos, papeleras, alcorques y farolas-- y la plantación de nuevas especies arbóreas, que junto al ficus existente al norte de la plaza y las palmeras, actuarán como elemento de sombra.

Por último, los contenedores de basura que existen junto al ficus se trasladarán en fila al noroeste de la plaza, junto a las nuevas plazas de aparcamiento.