La Policía Nacional ha desarticulado un grupo dedicado a extorsionar a compatriotas chinos bajo amenazas de muerte. Los arrestados, tres jóvenes de 21, 22 y 26 años, amedrentaron a un empresario y a sus familiares más cercanos para que les pagara hasta 300.000 euros a cambio de no causarles lesiones graves. Según ha informado la Comisaría Provincial de Málaga, los investigados habían instalado su base de operaciones en Madrid, lugar donde han sido arrestados como presuntos responsables de los delitos de extorsión y pertenencia a grupo criminal.

La investigación se inició a raíz de la denuncia presentada en Málaga capital. Un hombre comunicó que estaba recibiendo amenazas de muerte por parte de un grupo de ciudadanos de su misma nacionalidad, los cuales le solicitaban 300.000 euros para no cumplir sus advertencias. El Grupo de Atracos de la Brigada Provincial de Policía Judicial de la Comisaría Provincial se hizo cargo de la investigación, consiguiendo identificar y localizar a los presuntos extorsionadores, tres varones que tenían su base de operaciones en la capital española, si bien actuaban por toda la geografía nacional.

Antecedentes por hechos similares

"Los investigados habrían constituido una organización perfectamente estructurada dedicada a la extorsión, principalmente a empresarios, a los que exigían importantes cantidades de dinero a cambio de no causar lesiones graves tanto a ellos como a sus familiares", han explicado en un comunicado en el que añaden que los tres implicados cuentan con un amplio expediente delictivo en todo el territorio nacional por hechos de la misma naturaleza. La autoridad judicial decretó el ingreso en prisión de los arrestados.