En las últimas semanas, el césped de Martiricos ha recuperado la relevancia que se merece, acogiendo partidos de primerísimo nivel como una de las semifinales de la Supercopa de España o la final de la Copa de la Reina de fútbol entre FC Barcelona y EDF Logroño. El próximo mes de marzo, La Rosaleda volverá a la palestra del fútbol internacional y además acogerá a una de las grandes estrellas del momento a nivel mundial: el delantero Erling Haaland. Noruega y Turquía se verán las caras en Málaga el próximo 27 de marzo.

El rendimiento deportivo y el talento goleador de Haaland, de tan solo 20 años, lo está colocando en la elite del fútbol mundial. El noruego ya comenzó a destacar durante sus años en el Red Bull Salzburg, pero desde que llegó al Borussia Dortmund va de partidazo en partidazo. Su última gran exhibición fue, precisamente en tierras andaluzas, en el partido de ida de octavos de final de la Champions League ante el Sevilla. En ese encuentro, el atacante arrolló a la defensa del equipo de Lopetegui y logró marcar dos goles para colocar al equipo alemán con un pie dentro los cuartos de final de la máxima competición en continental.

Pero, ¿por qué Noruega jugará en Málaga en cuestión de poco más de un mes? Estamos ante otro de los muchos desajustes producidos en el mundo del deporte como consecuencia de la pandemia del coronavirus. Por eso, la Federación Noruega de Fútbol ha elegido Málaga para disputar su partido de clasificación para el Mundial contra Turquía.

Las duras reglas de cuarentena que rigen en Noruega por la expansión de la Covid ya le costaron a su selección de fútbol la pérdida de un partido de la Liga de Naciones en noviembre. 

En aquella ocasión, el Gobierno impidió al equipo salir del país para jugar contra Rumanía porque toda la expedición tenía que guardar cuarentena de diez días al haber estado en contacto con un jugador que había dado previamente positivo, lo que motivó posteriormente una sanción de la UEFA.

Pero en esta fase clasificatoria y después de que varios representantes de dicha federación viajasen a la capital de la Costa del Sol para visitar las instalaciones blanquiazules, ayer se conoció de manera oficial la disputa del Noruega-Turquía en Martiricos. 

La elección de La Rosaleda para la celebración de dicho encuentro, además de los motivos ya de sobra conocidos como la modernidad, comodidad y el buen clima malagueño, también obedece a razones de proximidad geográfica ya que el combinado noruego comenzará la fase de clasificación del grupo G el 24 de marzo en Gibraltar, tres días antes de tener que jugar contra Turquía.