16 de abril de 2017
16.04.2017
La Opinión de Málaga
Presidente de la asociación Marbella Activa

"El espeto es un elemento patrimonial que expresa parte de nuestra diversidad cultural"

El colectivo que preside Javier Lima nació en 2012, en plena crisis económica y social, con la pretensión de transformar el entorno más inmediato

16.04.2017 | 05:00
El presidente de la asociación Marbella Activa, Javier Lima.

­Javier Lima forma parte de ese grupo de personas que apuestan por fomentar la cultura en Marbella y transformarla en una sociedad acorde con unos valores más sostenibles y democráticos, para lo que es miembro y presidente de la asociación Marbella Activa, que lucha por el patrimonio local como el espeto de sardinas, y es responsable del Plan Estratégico, texto que marca las líneas estratégicas que debe seguir el municipio de cara al futuro.

Marbella Activa ha propuesto declarar el espeto como patrimonio inmaterial de la humanidad, ¿Cómo surgió la idea?
Nosotros estamos involucrados en la defensa del patrimonio, además de porque creemos que es clave para cualquier sociedad como una manera de recuperar nuestra identidad cultural; es algo muy relacionado, en nuestra opinión, para la construcción de ciudadanía. En ese contexto surgió la idea de dar el reconocimiento a ese arte que es el espeto de sardinas y las moragas y reivindicar esa Málaga marenga de la que hemos vivido, en cierta manera, de espaldas.

¿En qué experiencias os habéis fijado?
Estuvimos investigando el proceso de candidaturas y cómo otras manifestaciones culturales o expresiones culinarias como la cocina de Michoacán en México, el pan de especies de Croacia, el Kimchi de Corea o el Washoku japonés, entre otros, habían sido declarados.

¿Qué se valora en este tipo de candidaturas?
En estos patrimonios inmateriales no solo se valora el plato en sí mismo, sino el proceso y el arte en prepararlo, como es el caso del espeto de sardinas. Mucho más que una tradición culinaria, es un elemento patrimonial que expresa parte de nuestra diversidad cultural y valores: la de la Málaga más marenga, un modo de vida tradicional que esta iniciativa de candidatura pretende reconocer.

La asociación también generó un debate sobre los usos de la Plaza de los Naranjos, ¿Qué le parece la nueva distribución?
Lo que sí defendíamos es que debía existir un debate sobre el espacio público, cada vez más «mesificado», como espacio de convivencia, más cuando la plaza principal de Marbella acaba de recuperar un magnífico enchinado.

¿Necesitan otros espacios una intervención similar?
En Marbella hay otros espacios públicos que están en las mismas condiciones que la Plaza de los Naranjos. La pregunta sería si son espacios públicos de calidad.

También es responsable del Plan Estratégico, ¿Qué es?
No es más que poner un determinado rumbo a la ciudad. Son muchos los retos y desafíos a los que se enfrenta una ciudad como el desarrollo de la sociedad y la información, el envejecimiento de su población, los desafíos ecológicos, los cambios tecnológicos o de hábitos turísticos.

¿Qué necesidades tiene Marbella?
Las ciudades, y más como Marbella, no pueden quedarse solo en la gestión de la mismas, deben plantear estrategias de futuro para que sean ciudades competitivas y con las máximas oportunidades para todos sus ciudadanos. Por tanto, un plan estratégico nos marca una hoja de ruta con una serie de actuaciones a ejecutar, con su calendario, su coste y los responsables de ejecutar dichas acciones.

¿En qué fase de desarrollo se encuentra?
Después de la aprobación por pleno del documento final del Plan Estratégico de Marbella-San Pedro 2022 el 30 de julio de 2015 y con el voto favorable de todos los grupos políticos, empezó la parte que da sentido a un plan estratégico, su ejecución.

¿Qué se ha hecho desde su aprobación hasta ahora?
La redacción de este plan estratégico se inició con el anterior equipo de gobierno pero se terminó aprobando con el actual. Nuestra primera iniciativa al frente del plan fue una labor pedagógica con el propio Ayuntamiento y con la ciudadanía. Se diseñó un espacio web donde visibilizamos el plan y sus principales avances. Publicamos una revista en papel y digital. Se creo una Delegación de Plan Estratégico a cargo del concejal Miguel Díaz. Junto con las primeras actuaciones que desarrollaban las diferentes áreas y delegaciones responsables de su ejecución, hemos estado organizando diferentes conferencias y encuentros para generar conocimiento y profundizar en materias incluidas en el plan estratégico.

¿Qué modelo de ciudad persigue?
Una ciudad sostenible, excelente y del conocimiento. Por un lado, consolidar nuestra principal industria, el turismo, hacer de Marbella una ciudad sostenible de referencia y diversificar nuestra economía desde el conocimiento en su más amplio sentido.

¿Cómo va a influir en el desarrollo del futuro PGOU?
Que el PGOU de 2010 se haya anulado por una sentencia del Tribunal Supremo ha sido un duro golpe para la ciudad que la ha sumido en un cierto estado de inseguridad jurídica. Ahora bien, fuera de lo caótico de la situación, es una oportunidad para alinear la futura ordenación urbana con el modelo de ciudad que plasma el plan estratégico.

¿Qué líneas marca éste en el aspecto urbanístico?
Construir una Marbella inclusiva que apuesta por la calidad de vida de sus ciudadanos y visitantes a partir de la mejora de las condiciones de los espacios públicos, el reequipamiento de la ciudad y la modernización de sus infraestructuras, la regeneración y revitalización de sus barrios y urbanizaciones y un desarrollo urbanístico racional, humano y sostenible.

¿Y para potenciar la excelencia turística?
Para potenciar la excelencia turística el plan tiene un eje clave, el de ciudad de la excelencia que plantea consolidar y modernizar su modelo turístico, diversificar la oferta y captar nuevos mercados emergentes así como romper la estacionalidad, potenciar el deporte como recurso turístico o crear una ciudad saludable.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook