06 de junio de 2017
06.06.2017
Medio ambiente

Campaña institucional en Marbella para el uso adecuado de las toallitas higiénicas

Los expertos recuerdan que no son biodegradables, aunque lo ponga en los envases, y provocan atascos y roturas en colectores y tuberías

06.06.2017 | 05:00
Carlos Corral, Manuel Cardeña y Miguel Díaz, en la presentación de la campaña.

El Ayuntamiento de Marbella, la empresa pública de aguas de la Mancomunidad de la Costa del Sol (Acosol) y la empresa Hidralia han puesto en marcha una campaña de concienciación para el uso responsable de las toallitas higiénicas bajo el lema «Un simple gesto marca la diferencia. Usa la papelera».

El concejal de Sostenibilidad, Miguel Díaz, acompañado por el consejero delegado de Acosol, Manuel Cardeña, y el gerente de Hidralia, Carlos Corral, presentaron ayer esta nueva campaña y pusieron de manifiesto los graves problemas que supone no reciclar bien este tipo de residuos».

«El objetivo es mejorar nuestro entorno más cercano con actuaciones que, aunque parezcan pequeñas, representan en su conjunto un importante avance en esta materia medioambiental», explicó ayerel concejal Miguel Díaz.

El edil manifestó que «se trata de hacer un uso adecuado de las toallitas y tirarlas a una papelera en lugar de al inodoro, para evitar que provoquen graves problemas en la red de saneamiento».

Por su parte, el consejero delegado de Acosol, Manuel Cardeña, explicó que, según datos de la empresa pública de aguas, cada año se registran 1.800 toneladas de residuos y en su mayoría se trata de toallitas higiénicas.

Cardeña explicó que las toallitas higiénicas suponen un grave problema ya que constituyen unos residuos muy difíciles de trasladar y eliminar, por lo que seguirán trabajando en campañas de este tipo para concienciar a la ciudadanía.

Por su parte, el gerente de Hidralia, Carlos Corral, desgranó los principales problemas que originan las toallitas empezando por la red interna de las viviendas y comunidades de vecinos, y continuando por los colectores y las propias depuradoras.

Corral señaló que las toallitas «no son biodegradables, aunque lo señalen en sus envases, tardando años en descomponerse y provocando averías, atascos y roturas en las tuberías, además de grandes daños en las estaciones de bombeo y depuradoras».

«Es un problema que además de generar un coste para los usuarios y un mal funcionamiento del servicio, supone un grave daño al medio ambiente de la ciudad», manifestó Carlos Corral.

La campaña contempla cerca de 80.000 folletos que se adjuntarán en el sobre de la factura del servicio de aguas y saneamiento, tanto de Acosol como de Hidralia, así como en la factura electrónica.

También se llevará a cabo una campaña de publicidad institucional en medios digitales y redes sociales para llegar al máximo número de personas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Enlaces recomendados: Premios Cine