23 de junio de 2017
23.06.2017
Medio Ambiente

El Ayuntamiento de Marbella prohíbe hacer barbacoas en el Parque de Nagüeles durante el verano

El objetivo es prevenir los incendios al estar calificado este espacio natural como zona de influencia forestal

23.06.2017 | 05:00
Javier de Luis, Miguel Díaz y Carmen Vélez, en el Vigil de Quiñones.

El Ayuntamiento de Marbella mantendrá activo el Plan Local de Emergencias por Incendios Forestales en coordinación con el Plan Infoca hasta el 15 de octubre, por lo que prohíbe realizar barbacoas en el Parque de Nagüeles hasta esta fecha, al tratarse de una zona de influencia forestal, según anunció ayer el concejal de Sostenibilidad, Miguel Díaz.

No es el caso del Parque Vigil de Quiñones, donde sí se podrán realizar las parrilladas al ser un área urbana, destacó el edil, quien remarcó que el plan se activó el pasado 1 de junio «con el objetivo de dar una pronta respuesta ante cualquier eventualidad». Marbella está considerada como zona de peligro alto, por lo que hay restricciones especiales.

Díaz explicó que el Ayuntamiento hace una labor de oficio para la prevención de los incendios que tiene dos ejes fundamentales: la inspección de parcelas para comprobar que estén en un estado óptimo de conservación y el requerimiento de planes de autoprotección contra incendios forestales a determinadas urbanizaciones, instalaciones y empresas.

Respecto a las parcelas, especificó que el requerimiento, detección e inspección de las mismas «se lleva a cabo para revisar que no se acumulen brozas, vegetación seca o residuos» y destacó que desde 2016 hasta ahora se han realizado requerimientos sobre 143 parcelas municipales que abarcan un total de 225 hectáreas.

«Son cifras que evidencian la prioridad que se le da a este tipo de herramientas para prevenir incendios, sobre todo porque una característica de Marbella es que existen muchas urbanizaciones en zona de interfases, que son las cercanas a entornos naturales y, por tanto, con mayor riesgo forestal», remarcó.

En cuanto a los planes de autoprotección, indicó que se han hecho 174 requerimientos y han sido satisfechos 160 con la presentación de los mismos, dando prioridad a los espacios con mayor vulnerabilidad como urbanizaciones en todo el arco norte del municipio y núcleos diseminados o aislados.

El concejal incidió en que «a pesar de todas estas actuaciones de prevención y de otro factor de ventaja con el que cuenta la ciudad, al no ser un lugar con temperaturas muy altas en verano y de que la cercanía al mar refresca la sierra y la hace menos vulnerable a incendios, es imprescindible la colaboración ciudadana».

Recomendaciones

Con la idea de prevenir los incendios, el Ayuntamiento ha dado una serie de recomendaciones a los ciudadanos como la necesidad de realizar tareas de jardinería de forma responsable, evitando quemar restos vegetales, no hacer acopio de brozas o rastrojos en zonas de vegetación seca y no almacenar madera, leña o elementos inflamables ligados al uso doméstico que puedan tener riesgo de incendio, apuntó el concejal de Medio Ambiente.

Además, recordó la obligación de los propietarios de las parcelas rústicas de mantenerlas limpias y desbrozadas y aconsejó hacer podas bajas. En cuanto a los artículos pirotécnicos, indicó que algunos requieren una especial autorización que será concedida por la delegación de Sostenibilidad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Enlaces recomendados: Premios Cine