21 de febrero de 2019
21.02.2019
Investigación

Los incendios en los dos chiringuitos parecen intencionados

La subdelegada del Gobierno en Málaga, María Gámez, asegura que los fuegos no guardan relación entre sí

21.02.2019 | 05:00
El Bounty Beach ardió el pasado martes.

Los dos incendios que en el plazo de una semana han quemado sendos chiringuitos en Marbella no están relacionados entre sí pero parece que en ambos casos son intencionados, según señaló ayer la subdelegada del Gobierno en Málaga, María Gámez.

Preguntada al respecto por el origen de las llamas en los dos establecimientos de playa, Gámez señaló que «no hay indicadores que relacionen un suceso con el otro, que respondan al mismo objeto o los mismos promotores del incendio».

«Son hechos aislados aunque hayan coincidido en el tiempo y hasta en la proximidad y localización en Marbella», agregó Gámez, que recordó que las investigaciones para tratar de esclarecer ambos hechos siguen abiertas.

La subdelegada añadió que los daños en ambos casos son distintos, y que han sido más elevados en el fuego que afectó al chiringuito Playa Padre –regentado por la actriz y empresaria María Bravo, y ubicado en la playa de El Cable– que en el ocurrido en la playa de El Pinillo, donde se encuentra el restaurante Bounty Beach, cuya terraza y parte del tejado ardió a primera hora de la tarde del martes.

En este último establecimiento, el fuego produjo daños en cañizos y elementos exteriores, agregó Gámez, que apuntó que la Policía Nacional «sigue su investigación para lo que parece, en uno y otro caso, intencionados».

El incendio en el restaurante Bounty Beach se declaró en torno a las 14.30 horas del martes. Pocos minutos después, los bomberos de Marbella llegaron al lugar de los hechos, con, al menos, un todoterreno y cinco vehículos pesados, uno de los cuales bombeo agua desde la orilla de la playa para sofocar las llamas con mayor eficacia.

Cerca de una hora después de recibir el aviso, los bomberos sofocaron el fuego. Tras precintar la parte del establecimiento más afectada por las llamas, los agentes de la Policía Nacional iniciaron las primeras investigaciones.

El club Playa Padre, inaugurado por la actriz Pamela Anderson en el verano de 2017, quedó arrasado por las llamas el 11 de febrero.

Ambos locales ultimaban los preparativos para entrar en funcionamiento en Semana Santa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook