06 de septiembre de 2019
06.09.2019
Obras

Inician la mejora del saneamiento en el barrio de La Patera, en Marbella

Los trabajos consisten en reubicar en la vía pública dos colectores de aguas residual y pluvial cuyos trazados discurren por parcelas privadas y ocasionan filtraciones en viviendas y locales

06.09.2019 | 05:00
Una vecina transita por una de las calles del barrio de La Patera.

La empresa concesionaria del abastecimiento del agua en Marbella iniciará el lunes las actuaciones para mejorar la red de saneamiento de la calle Guadalquivir y su confluencia con la avenida Fernando VII, en el barrio de La Patera.

Las actuaciones, dotadas con una inversión de 130.000 euros procedentes de fondos municipales y un plazo de ejecución de dos meses, permitirán reubicar en la vía pública dos colectores de saneamiento cuyo trazado discurre por parcelas privadas ubicadas en la calle Guadalquivir, lo que provoca filtraciones de agua y anegaciones en viviendas y locales.

Uno de los colectores transporta las aguas residuales y pluviales de las viviendas ubicadas en la zona este de la calle Guadalquivir hasta un colector que discurre en paralelo al trazado de la avenida Duque de Lerma y en el que en algunos casos se detectan roturas y obstrucciones.

El otro colector conduce las aguas residuales y pluviales de las viviendas del sector oeste de la calle Guadalquivir hasta un colector de hormigón que cruza la avenida Fernando VII.

Las actuaciones conllevarán reponer más de 110 metros de tubos de aguas residuales y diez pozos.

El jefe de Distribución de la concesionaria destaca la «complejidad» que supone ofrecer el servicio del suministro de agua con redes interiores que discurren por zonas privadas. «A efectos del servicio, tiene una gran complejidad en cuanto al mantenimiento», agrega.

«Con el objeto de solucionar los distintos problemas, se proyecta la renovación de la red saneamiento en la calle Guadalquivir y en su intersección con la avenida Fernando VII, creando una nueva red de aguas residuales que garanticen la no existencia de filtraciones ni a viviendas ni al terreno», explica el delegado de Obras, Diego López.

Las actuaciones servirán también para reparar las arquetas y sustituir más de 120 metros cuadrados de solería y 52 metros lineales de bordillo en la calle Guadalquivir.

«Aprovechando esta obra, procederemos a la ampliación del ancho del acerado existente entre calle Guadalquivir y avenida Duque de Lerma hasta alcanzar los 2,5 metros y dar de esta manera accesibilidad a este tramo que anteriormente no lo tenía», añade el delegado.

Las obras culminarán las mejoras que la concesionaria ha ejecutado en otras calles del barrio cuyas viviendas sufrían también filtraciones de agua y beneficiarán a unos 200 vecinos.

A principios de enero, la concesionaria instaló unos 230 metros de una red para separar aguas pluviales y residuales en la calle Juanar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook