La Policía Nacional busca a un hombre que la pasada madrugada del jueves consiguió arrebatar en Marbella el arma reglamentaria a un agente e intentó dispararle en dos ocasiones a quemarropa, pero el seguro de la pistola estaba activado y evitó la tragedia. Fuentes policiales han confirmado que el agresor consiguió quitársela tras forcejear con el policía y golpearle en la cabeza con una maceta, dejándolo semiinconsciente en la calle. 

Los hechos se produjeron en torno a la 1.00 de la madrugada de este jueves en la avenida Bulevar Príncipe Alfonso de Hohenlohe (N-340), a la altura de Puente Romano. La Policía Nacional se presentó en este punto tras conocer que a un hombre le han había robado un reloj de lujo valorado en 200.000 dólares. Al verse sorprendido por los agentes, el ladrón se deshizo del reloj y se dio a la fuga. Ante la posibilidad de que el sospechoso regresara al lugar para recuperarlo, la Policía Nacional activó un discreto dispositivo en el que participaron 'Los sombras', como se conoce a los funcionarios que trabajan de noche sin uniforme.

Tal y como previeron los agentes, el hombre regresó sin saber que los policías ya habían recuperado la joya, momento en el que fue interceptado por uno de ellos. Al intentar detenerlo se inició un forcejeo que acabó cuando el ladrón consiguió coger una maceta de la vía pública y golpear en la cabeza al agente, que quedó semiinconsciente. Ahí es cuando el ladrón le arrebató el arma, encañonó al policía y apretó el gatillo hasta en dos ocasiones. El seguro de la pistola, que estaba activado, evitó que detonara. Acto seguido, el hombre se deshizo del arma, que ha sido recuperada, y se dio de nuevo a la fuga. Fuentes policiales aseguran que el agente se encuentra bien, aunque necesitó asistencia médica y varios puntos de sutura en la cabeza, y que el reloj ha sido devuelto a su legítimo propietario.

La Policía Nacional trabaja en la identificación y localización del sospechoso.