El PSOE pedirá en pleno a la Diputación Provincial fondos para construir un mercado gourmet Sabor a Málaga en el bulevar de San Pedro Alcántara, una de las zonas de mayor atractivo en el término municipal de Marbella.

Se trata de una obra similar a la que el Ayuntamiento empezó a ejecutar en 2016 y de la que desistió en 2019, lo que obligó al Consistorio a devolver al ente supramunicipal 500.000 euros de una ayuda que le concedió más 45.000 euros en intereses.

El grupo socialista en la Diputación solicitará que el ente supramunicipal contemple 600.000 euros en los presupuestos de 2023 para ejecutar un proyecto que permitirá, según el PSOE, crear puestos de trabajo y revitalizar el turismo en San Pedro.

«Los ciudadanos de San Pedro, en particular, y de Marbella, en general, no se merecen este trato por parte del PP; se merecen ese espacio gastronómico que dinamice la zona y genere empleo, más aún cuando se trata de un proyecto que, en parte, ya han pagado con sus impuestos en forma de intereses», ha señalado este martes el portavoz del grupo socialista en la Diputación y concejal en Marbella, José Bernal.

El Ayuntamiento, entonces gestionado por el PSOE, OSP e IU, recibió en 2016 una subvención de 600.000 euros de Diputación para poner en marcha el espacio gastronómico.

El Consistorio licitó y adjudicó por 97.000 euros en 2017 el proyecto, que contemplaba elementos de exposición y venta y una sala de usos múltiples. Pero, tras la moción de censura que llevó a PP y OSP al Ejecutivo local en el verano de 2017, el proyecto sufrió un parón, lo que impidió al Ayuntamiento cumplir con el plazo previsto para ejecutar los fondos de Diputación, que vencía el 5 de abril de 2019.

El incumplimiento obligó al Ayuntamiento a devolver al ente supramunicipal el importe sin ejecutar de la ayuda más una cuantía en intereses de demora.

«El proyecto no avanzó más allá de lo que dejó hecho el gobierno municipal socialista en verano de 2017. La mala gestión de unos dirigentes no puede ser excusa para eludir los compromisos adquiridos con los vecinos de San Pedro Alcántara», ha agregado Bernal, bajo cuya gestión como alcalde se inició la actuación.

Se da la circunstancia de que, una vez perdida la actuación del mercado gourmet, el gobierno local del PP inició un proyecto para tratar de habilitar una noria de grandes dimensiones en el mismo emplazamiento en el que se planteó el espacio gastronómico.

La atracción iba a tener una altura de 50 metros y 30 cabinas y se presentó como el «icono turístico» de San Pedro. El equipo de gobierno abandonó la idea en los primeros meses de 2022 ante la falta de interés de los empresarios.