Tráfico ha aprobado un nuevo protocolo contra el coronavirus, el texto se ha dado a conocer recientemente y en él se establecen algunas normas para los exámenes de conducir, La más peculiar de ellas, y la que ha causado más revuelo y polémica, es la prohibición de llevar una mascarilla negra al examen de coche. En este artículo te explicamos el motivo.

Y es que puede parecer un error o un sin sentido la decisión de Tráfico de prohibir que los alumnos lleven puesta una mascarilla de color negro en el examen.

La DGT ha expuesto los motivos por los que prohíbe las mascarillas negras.

¿Cuándo se aplica?

Hay que señalar que esta norma solo se aplicaría en el examen teórico de conducir, no en el práctico. El motivo es que las mascarillas negras son mucho más opacas, con lo que es más fácil ocultar algún tipo de información que pueda ayudar a la persona que se está examinando o incluso algún dispositivo electrónico.

Y es que, la DGT señala que ya se han dado casos de personas que han sido pilladas ocultando un sistema de comunicación detrás de una mascarilla negra.

Sin embargo, el protocolo especifica que se tiene que usar “mascarilla quirúrgica o FFP2 sin una válvula de exhalación que cubra la nariz y la boca”. Como se puede leer, en ningún momento se prohíbe ningún color. No obstante, si una persona lleva puesta una mascarilla de este tono, el examinador podrá pedir que se la quite para ver si hay algo dentro o incluso que la cambie por otra que le facilitará el centro. Si no se cumple ninguna de estas condiciones, Tráfico asegura que no se podrá hacer el examen.

Otras sanciones

La nueva Ley de Tráfico también ha endurecido algunas sanciones. Si una persona es vista copiando en el examen podrá tener que pagar hasta 500 euros de multa y no podrá volverse a presentar hasta medio año después. La DGT quiere centrarse en sancionar este tipo de conductas, castigándolas con mayor dureza y considerándolas “infracción grave”.