El presidente de la Diputación de Málaga, Francisco Salado, el delegado de Agricultura, Ganadería y Pesca, Fernando Fernández Tapia-Ruano, y el alcalde de Fuente de Piedra, Siro Pachón, han inaugurado la planta potabilizadora que devuelve la normalidad de abastecimiento a la localidad después del estrés hídrico que sufre desde 2016.

La Diputación de Málaga ha financiado con 475.000 euros la planta de tratamiento de agua potable de Fuente de Piedra, una instalación que posibilitará acabar con el grave problema que arrastraba Fuente de Piedra porque el agua no era apta para el consumo, lo que ha obligado a tener que recurrir a camiones cuba para el suministro a la población durante cuatro años.

El presidente de la Diputación de Málaga, Francisco Salado, ha resaltado que se trata de "un hito histórico que permitirá mejorar la calidad de vida de los vecinos del pueblo, porque les posibilitará abrir el grifo del agua y poder utilizarla para beber o para cocinar". Y ha destacado la colaboración entre la Diputación, la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento de Fuente de Piedra para acometer las obras.

La potabilizadora se ubica en una parcela municipal de 3.851 metros cuadrados, situada en la calle Clara Campoamor, en la que también se encuentra el sondeo del que se captará el agua y donde se ha instalado un equipo de desmineralización por ósmosis inversa.

La Diputación de Málaga también ha invertido 200.000 euros para la modernización de redes de distribución de agua en el municipio. Y ha subvencionado con 60.700 euros al Ayuntamiento de Fuente de Piedra para hacer frente al suministro de agua potable a la población mediante cubas, inversiones a las que hay que sumar otra ayuda de casi 215.000 euros para obras en la red de abastecimiento de agua desde la captación al núcleo urbano.

"Un importante esfuerzo económico de la Diputación de Málaga para que la ciudadanía de Fuente de Piedra pueda recuperar la normalidad en el suministro de agua", ha precisado.

Actuaciones hidráulicas

El presidente de la Diputación ha recordado que la institución provincial financió el año pasado un plan de infraestructuras hidráulicas para la comarca de Antequera y zona norte de la provincia, diseñado para 17 municipios, entre ellos Fuente de Piedra, con un desembolso global de 4,9 millones de euros.

Y está concretando otros planes de infraestructuras hidráulicas para los municipios de la Axarquía y de la Serranía de Ronda, similares al de la comarca de Antequera y la zona norte.

Paralelamente, la Diputación realizará este año un estudio para la detección de fugas en la red de agua potable de 77 municipios de la provincia menores de 20.000 habitantes, entre ellos Fuente de Piedra. En este sentido, Francisco Salado ha indicado que también es fundamental que haya una mayor eficiencia en la red de abastecimiento para garantizar un óptimo aprovechamiento de un recurso tan limitado como el agua.

Valle de Abdalajís y trasvase de Iznájar

Por otro lado, Francisco Salado ha indicado que se está trabajando con la empresa Tragsa para solventar el grave problema de agua que también padece Valle de Abdalajís. En este sentido, ha anunciado que pronto se pondrán en funcionamiento dos nuevos pozos y que el agua que sale del túnel del AVE se podrá reconducir y reutilizar para mejorar el suministro a la población.

Y ha añadido que se une a la demanda de la Junta de Andalucía y de los alcaldes para solicitar al Gobierno central que autorice el trasvase de agua del pantano de Iznájar para el consumo humano en la comarca de Antequera.