La Policía Local de Alhaurín de la Torre tiene ya en servicio una nuevo equipo móvil adaptado para hacer test de alcoholemia con el fin de facilitar a los funcionarios su trabajo en caso de accidente, siniestro y controles rutinarios o puntuales de movilidad y vigilancia.

El Ayuntamiento de Alhaurín de la Torre ha dotado a uno de los vehículos policiales de mobiliario específico para el transporte y utilización de estos equipos y dispositivos.

De esta manera, los agentes cuentan con alcoholímetros de diversos modelos y prestaciones, incluyendo fijos de oficina, portátil de precisión y uno digital indiciario para muestras en la calle.

Esta medida forma parte de un plan municipal para incrementar la seguridad vial y prevenir accidentes, que incluye otros proyectos como la modernización del Centro de Control y Gestión del Tráfico con más videocámaras en barriadas y urbanizaciones y la instalación de radares disuasorios para reducir la velocidad de los coches y vehículos.

En este sentido, hace unos días se celebró el primer examen del proceso selectivo convocado por el Ayuntamiento de Alhaurín de la Torre para incrementar la plantilla de la Policía Local con cuatro plazas más de funcionario de carrera mediante el sistema de turno libre y procedimiento de oposición.