El alcalde de Alhaurín de la Torre, Joaquín Villanova, durante el pleno del mes de agosto, ha anunciado que se va a construir en el municipio un gran parking subterráneo, de dos plantas, bajo la avenida Isaac Peral --en el tramo comprendido entre la esquina de las calles Tejar y Ermita hasta la rotonda del Donante--.

El regidor ha indicado que este proyecto, que "comenzará a redactarse en breve", constituye una de las principales conclusiones del Plan Municipal de Movilidad, ya que "resulta clave, para el futuro del casco urbano y de los principales accesos, contar con una elevada dotación de plazas de estacionamiento para los residentes, para potenciar el comercio en el centro y, particularmente, para estimular el uso del transporte público".

Durante la sesión plenaria se ha abordado una modificación de créditos, que permitirá una dotación inicial de 250.000 euros para la redacción del proyecto y los trabajos complementarios previos a la licitación.

El alcalde ha cifrado la inversión necesaria para este recinto en unos cuatro millones de euros, de los que casi la mitad podría financiarse a través de los fondos comunitarios de la Unión Europea que gestiona el Estado a través del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia. El Consistorio optará a este programa, del que espera poder financiar 1,7 millones de euros, y también trabajará en la obtención de más dinero a través de la Junta de Andalucía, ha avanzado el regidor.

Está previsto que pueda entrar en funcionamiento en el horizonte de 2024 y que preste servicio las 24 horas del día. El objetivo es aliviar a los residentes de la zona, puesto que la explanada conocida como 'Llano del Chato', que servía de aparcamiento en superficie, va a ser ocupada para construcción de viviendas. También, asegura, ayudará a estimular el comercio de toda la zona y también del mismo casco histórico, ya que la salida por calle Ermita "ofrece una gran oportunidad de potenciar el consumo en el entorno de la plaza de San Sebastián y alrededores".

Asimismo, Villanova ha señalado que la nueva instalación subterránea será aprovechada como lugar de salida y llegada de un bus-lanzadera que conectará con la zona del Aeropuerto Internacional y la parada del Cercanías Renfe allí ubicada, con idea de favorecer los tránsitos hacia el centro de Málaga y la Costa del Sol hasta Fuengirola. Esta iniciativa, a medio plazo, también tiene la vista puesta en las futuras interconexiones metropolitanas que existirán una vez esté en marcha la Ciudad Aeroportuaria.

Aún se desconoce el número de plazas de las que podría disponer este aparcamiento subterráneo, pero en un principio se calcula una cantidad inicial 350 y 400 plazas, en función del espacio que se pueda lograr en las dos plantas, aunque el número definitivo se conocerá una vez realizados los trabajos técnicos previos.

El Plan de Movilidad también contempla la reurbanización integral del tramo de la avenida Isaac Peral donde se proyecta el parking, aprovechando las obras, para hacerla más diáfana, recuperar espacios para los viandantes y mejorar las prestaciones de la trama urbana y del mobiliario.