La alcaldesa de Parauta, Katrin Ortega, ha ofrecido cien euros de recompensa a quien devuelva el conejo que el pasado sábado desapareció de la entrada del municipio.

El pasado sábado, 12 de noviembre, Parauta celebró la decimotercera edición de la Fiesta del Conejo, la principal fiesta gastronómica que cada años reúne a cientos de personas en este pueblo del Valle del Genal.

El pueblo se preparó para recibir a cientos de visitantes tras las buenas expectativas que ha creado la ruta turística que se inauguró hace meses bajo el reclamo del Bosque Encantado, que cada fin de semana lleva a entre 1.000 y 2.000 personas hasta este pequeño pueblo de tan sólo 270 habitantes.

"Somos un pueblo pequeño, sin apenas infraestructuras, pero preveíamos que iba a venir mucha gente porque desde que abrimos el Bosque Encantado, cada fin de semana vienen cientos de personas, pero todas nuestras previsiones se desbordaron porque el sábado se reunieron aquí cerca de 5.000 personas", explica la alcaldesa de Parauta, Katrin Ortega.

La alcaldesa de Parauta, Katrin Ortega, con el conejo que queda en el pueblo. L.O.

Desaparición

La fiesta fue todo un éxito pero el problema fue cuando todos los visitantes quisieron salir al mismo tiempo sobre las seis de la tarde. "Todos los pueblos tienen una carretera de entrada y otra de salida pero el nuestro sólo tiene una única carretera para entrar y salir, y encima estrechita, por lo que hubo personas que se pusieron nerviosas", explica Katrin Ortega.

Cómo sería la situación que la Guardia Civil tuvo que cortar los accesos por carretera de otros pueblos, como Cartajima o Júzcar para agilizar el tráfico por la carretera de Parauta. En ese caos que se formó se vivieron momentos de tensión y es entonces cuando cree la alcaldesa que algún desaprensivo decidió llevarse el conejo situado a la entrada del pueblo.

"No te creas que es pequeño, mide 1,20 de altura y está fabricado en resina. Es uno de los dos conejos que tenemos como reclamo turístico para la Fiesta del Conejo, el otro está situado en otro parte del pueblo, y ahora está solo porque alguien decidió llevarse el que estaba en la entrada", cuenta Katrin Ortega.

La alcaldesa de Parauta decidió entonces poner un anuncio en la red social Twitter en el que ofrece una recompensa de 100 euros a quien devuelva el conejo. Hasta ahora, nadie lo ha devuelto, aunque la alcaldesa no pierde la esperanza. "Forma parte del pueblo, lo tenemos colocado en alguna calle del pueblo todo el año y por la Fiesta del Conejo lo habíamos instalado en la entrada. El sábado vinieron muchas personas de Cádiz, Almería y Granada, así que puede estar en cualquier parte de Andalucía, pero esperamos que pronto vuelva a casa", añade Katrin Ortega. Así sea.