No habrá procesiones pero sí que habrá Semana Santa. No por mucho que se repita esta máxima, lamentablemente durante los dos últimos años, además, por culpa de la pandemia de Covid-19, deja de mantener su sentido y vigencia, a pesar del vacío emocional que para los cofrades va a volver a significar la imposibilidad de revestirse el hábito e iluminar el camino del Señor y de su Madre por las calles de la ciudad. Habrá Semana Santa y, por consiguiente, este domingo se ha presentado el cartel que la anuncia, una obra de Andrés Mérida. Indiscutiblemente de Andrés Mérida que, fiel a su estilo, ha representado un Cristo muerto siendo descendido del madero y una biznaga de olor como único y original exorno en contraste con el intenso azul de la noche oscura. Esa que desde hace casi un año acecha a toda la sociedad.

No habrá procesiones pero sí hay cartel. No va a haber pregón, pero sí cartel. Porque este tiene unas connotaciones especiales. Es un discurso propio que identifica y que aproxima al devoto, al fiel, al cofrade, de manera más o menos íntima, con lo trascendente. Con esa penitencia que este 2021 tampoco se va a poder ejercer de puertas para afuera, aunque la procesión vaya por dentro. Y Andrés Mérida ha querido plasmar eso precisamente. "Mirando más allá y abriendo los ojos en las profundidades para percibir la enorme carga emocional que el cartel tiene", según el introductor de la obra, Manuel Castillo, director de diario Sur.

"¿Se puede pintar el silencio? ¿Y el vacío? ¿Se puede pintar el último aliento? Verán que sí es posible y que Andrés lo ha conseguido sin renunciar a nada", afirmaba el presentador. "Ni a su estilo, ni a sus colores, ni a su trazo". "Sobrio, sereno, leal a sí mismo y a su pintura, delicado y con una fuerza y una energía que expresaba, y prometo que no les exagero, toda una vida de compromiso con el arte y la belleza. La obra (...) es un Andrés Mérida sincero y honesto con su forma de entender el arte", destacaba Castillo.

Cartel de la Semana Santa de 2021, obra de Andrés Mérida L. O.

¿Te gusta el cartel de la Semana Santa de Málaga de 2021?

  • 204
  • 521

El cartel es una creación digital impresa sobre tela. "Más que un grito pegado en la pared, quiere ser un grito pegado en las redes", según reconoce el pintor. Predominan los colores azul y rojo, que representan a Málaga y a la Pasión. Según sus propias palabras, con la biznaga quiere homenajear a la artesanía "porque no hay cosa mejor hecha, más bella y que además huela tan bien". El cartel se llama 'Aroma y Pasión'. "Al parecer, nunca antes en la cartelística cofrade oficial se había representado la biznaga. También nunca antes una imagen del Descendimiento había sido objeto de un cartel anunciador de la Semana Santa de Málaga", explica el autor.  

Mide 150 centímetros de alto y 85 centímetros de ancho. La rotulación 'Málaga, Semana Santa 2021' remata la sencilla composición en el perfil opuesto al del Cristo, "figura por la que siento verdadera admiración", señaló Mérida. El crucificado aparece maltratado, zaherido, magullado... reflejo de la sociedad malagueña en esta pandemia. Pero también es el sacrificio necesario para ganar la vida. Dolor, pero también esperanza.

17

Presentación del cartel de la Semana Santa de Málaga de 2021 Gregorio Marrero

La presentación del cartel despierta cada año una gran expectación entre todos los cofrades y en toda la ciudad. Este año se ha celebrado más tarde, ya que el acto ha tenido que demorarse debido a la tercera ola del coronavirus. Este año no ha sido diferente. El escenario sí, ya que la ceremonia se ha trasladado del Teatro Echegaray al auditorio Edgar Neville, de la Diputación de Málaga, con la presencia de las principales autoridades de la ciudad y de representantes de la Agrupación y de las cofradías de penitencia de la ciudad. Y con todas las medidas sanitarias y de aforo exigidas y lógicas.

Proceso creativo del cartel de la Semana Santa de Málaga de 2021 Agrupación de Cofradías

El cartel, según el presidente, Pablo Atencia, "será la imagen que anuncie lo que vamos a vivir en apenas unas semanas, la que miraremos con impaciencia. En él iremos descubriendo nuevos detalles y nuevos mensajes". Atencia hizo constantes alusiones al centenario de la institución, muy presente en todas y cada una de las intervenciones. Y también a la ilusión que los cofrades no quieren perder en esta Cuaresma y próxima Semana Santa, a pesar de las circunstancias que tanto limitan y tanto restringen. 

Santi Souviron actuó de maestro de ceremonias y tuvo conmovedoras palabras de recuerdo para todos esos cofrades que han sido víctima de la pandemia. "Este año estamos más huérfanos que nunca", dijo, a la vez que homenajeó a quienes, cofrades también, han estado en primera línea de batalla contra el enemigo invisible en sus puestos de sanitarios, policías, reponedores, cajeras o transportistas.

Sergio Corral, director general de la Fundación Unicaja, que también intervino al principio del acto, destacó la capacidad de resistencia de los cofrades, la dignidad y el sentido cívico con los que han aceptado la suspensión de las salidas procesionales por segundo año consecutivo y la disposición para reinventarse. 

Para cerrar el acto, intervinieron el presidente de la Diputación, Francisco Salado, y el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre. Ambos destacaron la valentía de la Agrupación por abrirse a nuevos y revolucionarios conceptos creativos y artísticos, apoyados en las nuevas tecnologías digitales.