La Junta de Gobierno de la Agrupación de Cofradías de Semana Santa de Málaga, conformada por los 41 hermanos mayores de las corporaciones nazarenas, ha aprobado esta noche la propuesta planteada por la comisión del Centenario para la celebración de tres de los grandes hitos planteados en conmemoración de la efeméride: La exposición y veneración de las Sagradas Imágenes en la Catedral, la procesión magna y el Vía Crucis extraordinario.

Establecido como punto en el orden del día de la sesión celebrada este lunes, tomaban la palabra el presidente de la comisión del Centenario, Luis Merino; quien ponía de relieve la importancia de estos actos para Málaga y el nivel de trabajo y compromiso con el que los equipos del Centenario han desarrollado la propuesta.

La Magna será quizás el acto más llamativo, pues propone la primera procesión desde el inicio de la pandemia, con 16 tronos de la Semana Santa de Málaga en la calle que hagan un recorrido por la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesús. Está prevista inicialmente el 25 de septiembre próximo.

Tras él, comenzaba el desarrollo el responsable del área cultual de la comisión, Antonio Sánchez, quien explicaba a los hermanos mayores el sentido religioso con el que se habían construido estas tres celebraciones que están directamente conectadas entre ellas y que, en suma, hacen partícipe íntegramente a las 41 Hermandades y Cofradías que conforman la Agrupación.

Seguidamente intervenía el responsable del área expositiva del Centenario, que daba los detalles al respecto de la singular exposición prevista en la Catedral de Málaga y que era acogida con gran interés por los presentes.

A partir de ahora, tras la aprobación y respaldo de los hermanos mayores, comienza la etapa de desarrollo pormenorizado de los tres grandes hitos que cuentan, en origen, con el respaldo de la comisión del Centenario, la permanente de la Agrupación de Cofradías y el Obispado de Málaga.

De las tres celebraciones, están previstas para el mes de septiembre la exposición y la procesión magna; mientras que el Vía Crucis será en la próxima Cuaresma.

Procesión Magna

Sin duda, la gran procesión magna es uno de los eventos que más interés suscita al ser la primera procesión prevista desde el comienzo de la pandemia y la primera desde 2019, cuando se organizaron las últimas. En este sentido, manteniendo la fecha original del 25 de septiembre, se plantea una procesión a celebrar por las calles de Málaga, Estación en la la Santa Iglesia Catedral Basílica de Nuestra Señora de la Encarnación, con motivo del Centenario de la Agrupación de Cofradías de la Semana Santa.

Las condiciones de la pandemia, llegado el momento, serán determinantes para determinar la viabilidad de la misma y plantear posibles opciones de cara al futuro en caso de no poder celebrarse en la fecha establecida originalmente.

La propuesta parte de las tradicionales Procesiones Magnas que con muy distintos motivos pastorales ha organizado la Agrupación de Cofradías de Semana Santa de Málaga.

El proyecto, bajo el título de “Camino de la gloria”, está vertebrado por una procesión magna diferente a las que hasta ahora se han realizado, recorriendo la Pasión, Muerte y Resurrección de Nuestro Salvador de forma ordenada, algo inusual en Málaga. Desde la entrada en Jerusalén hasta la Resurrección.

La resurrección como eje y fundamento de nuestra fe es la clave de esta cita. San Pablo lo confirma, “sin resurrección vana es nuestra fe”. La Resurrección de Jesucristo es adelanto de la nuestra. La misma que tenemos prometida cada uno de los fieles cristianos. La Pasión y Muerte de Jesús sólo tienen sentido desde la Resurrección.

Las condiciones de la pandemia, llegado el momento, serán determinantes para determinar la viabilidad de la Magna en septiembre

Esta procesión tiene como objetivo representar plásticamente, con las Imágenes Sagradas, el relato evangélico: gozosa Entrada en Jerusalén, Institución de la Eucaristía, Pasión, Muerte en la Cruz y Resurrección de Nuestro Señor Jesucristo.

Se pretende pues que, quien contemple el conjunto, pueda visualizar plásticamente lo relatado en los evangelios. La razón de ser de las Corporaciones Nazarenas, el culto público manifestado en los distinto momentos del Relato. Y junto a Cristo, siempre María, la Madre, la Corredentora.

La Agrupación busca hacer oración en la calle con la procesión magna y hacerlo en el entorno de la Catedral. Pero llevarlo a cabo como es costumbre en Málaga: con tronos, música procesional, cera, incienso, etc.

Las imágenes participarán en la procesión magna

  • Nuestro Padre Jesús a su entrada en Jerusalén -Pollinica-
  • Sagrada Cena Sacramental
  • Nuestro Padre Jesús del Rescate
  • María Santísima de Consolación y Lágrimas
  • Nuestro Padre Jesús de la Columna
  • Nuestro Padre Jesús de la Sentencia
  • Nuestro Padre Jesús Nazareno titulado “El Rico”
  • María Santísima de la Esperanza
  • Santísimo Cristo de la Exaltación
  • Santísimo Cristo de la Esperanza en su Gran Amor
  • Santísimo Cristo de la Buena Muerte
  • Nuestra Señora de los Dolores de San Juan
  • Sagrado Descendimiento de nuestro Señor Jesucristo
  • Nuestro Padre Jesús del Santo Sepulcro
  • María Santísima de los Dolores Coronada -Expiración-
  • Santísimo Cristo Resucitado

Exposición en la Catedral

La primera de las tres celebraciones planteadas en celebrarse será, no obstante, la gran veneración de Sagradas imágenes en la Catedral de Málaga. Bajo el título de “El verbo encarnado” y con la inauguración prevista en septiembre, después de los Dolores Gloriosos y antes de la festividad de Cristo Rey; la muestra pretende, hasta el mes de noviembre, acercar a los fieles a grandes devociones de la ciudad que ocuparán 12 capillas del primer templo de la ciudad.

La propuesta para la Catedral trasciende a lo meramente expositivo y artístico. El objetivo es concitar en el primer templo de la ciudad, un encuentro de devociones cristíferas y marianas, vertebradoras de la religiosidad popular.

El título, con clara alusión a la titulación del templo, pretende reunir para su admiración y veneración a un número de imágenes que cuentan con devoción popular a distintos niveles, tanto en el corazón de la ciudad como en el marco más cercano del barrio.

Todas ellas representativas de las distintas épocas de los últimos cien años objeto de celebración. Así, habrá también iconos de cofradías seculares y otras más recientes con implantación en las zonas de expansión densamente pobladas de la ciudad.

Cada una de ellas ocupará una de las capillas de la Catedral, situándose en la parte baja de las mismas, junto a las verjas, en una peana singular

Las imágenes serán el centro de interés del espectador desde el punto de vista teológico, de cara a la comprensión del significado iconográfico que representa cada una de ellas.

Aspectos de la Gracia y virtudes de Cristo como la misericordia, el amor, o el perdón, así como el papel de María en el tiempo de pasión, inspirarán nuestra devoción.

Las imágenes serán admiradas, pero también objeto de oración, al recibir un tratamiento que así lo propicie en su contemplación.

Cada una de ellas ocupará una de las capillas de la Catedral, situándose en la parte baja de las mismas, junto a las verjas, en una peana singular que describiría con todo tipo de recursos plásticos, el significado de cada advocación.

Artistas contemporáneos malagueños aportarán toda su creatividad al respecto, de forma que hagan de fácil comprensión el sentido de la propuesta que sustenta a cada titular.

La aportación artística será muy grande y enriquecedora por la calidad de los nombres previstos, al tiempo que innovadora y cargada de interés cultural. Ese doble objetivo es el que hace tan atractiva esta experiencia, que por un lado respeta las devociones particulares, trasladadas durante un período al primer templo de la Diócesis, al tiempo que las despoja de todo aditamento cofrade y las muestra en la grandeza del escenario catedralicio, con un lenguaje catequético más actual.

La Catedral no estará concebida como contenedor expositivo, por respeto y por no entorpecer las actividades propias, sino como prolongación del culto que reciben las imágenes en sus respectivos templos.

La extrema sobriedad de la propuesta, ayuda a esa misión y la acrecienta con la simbología que cada “peana” proponga con un lenguaje contemporáneo, pero comprensible y nada abstracto.

Esta iniciativa suma valor al atractivo turístico de la Catedral y ahonda en el espíritu religioso y el ámbito que deben rodear siempre las imágenes sagradas. El interés que puede despertar un acontecimiento de este tipo es muy grande, pues no existen antecedentes y es que, hasta la fecha, siempre se ha acogido a las imágenes en el marco de sus tronos, distorsionándose la contemplación de las mismas.

Las imágenes que compondrán la exposición 

  • Nuestra Señora de los Dolores Coronada -Dolores del Puente-
  • Santísimo Cristo de la Agonía
  • Nuestro Padre Jesús de la Misericordia
  • María Santísima del Rocío
  • Nuestro Padre Jesús de La Puente del Cedrón
  • Santísimo Cristo del Amor y Santísima Virgen de los Dolores
  • María Santísima de la Amargura Coronada -Zamarrilla-
  • Nuestra Señora de la Piedad
  • Nuestro Padre Jesús Nazareno de Viñeros
  • Nuestra Señora de la Soledad -Santo Traslado-
  • Nuestro Padre Jesús Cautivo
  • Nuestro Padre Jesús Nazareno Redentor del Mundo

Vía Crucis extraordinario

La propuesta parte del tradicional Vía Crucis que esta Agrupación de Cofradías de Semana Santa de Málaga, realiza anualmente en el primer templo de la Diócesis. Con carácter extraordinario, se tratará de un Vía Crucis diferente a los que hasta ahora se han realizado. Donde primará cada Estación, representada por la Imagen Sagrada que la identifica e inspirado en el del Papa Juan Pablo II.

Por ello, se representará plásticamente, con los Sagrados Titulares, el camino que recorrió Nuestro Señor Jesucristo desde el pretorio hasta ser depositado en el sepulcro.

Las Sagradas Imágenes son medios que ofrece la Iglesia para “conectar”, en este caso concreto, con Jesús. Más concretamente aún, deseamos ayudar al fiel a que pueda contemplar los momentos representados en las catorce Estaciones del Vía Crucis. Con sufrir, compadecer y con morir con Cristo. «El hombre viejo muere con Cristo y nacerá el hombre nuevo en la Noche Santa del sábado».

El Vía Crucis lo compondrán catorce imágenes titulares que irán sobre andas muy sencillas

Pretende que, quien contemple el conjunto al completo, se identifique plenamente con lo que está viendo, para así hacerse uno con el Varón de Dolores y llegar a la pregunta clave: «¿Todo esto por qué ¡Dios mío!? Y consiga llegar a la respuesta: por Amor».

El Vía Crucis lo compondrán catorce imágenes titulares que irán sobre andas. En este sentido, se trabaja en un todo homogéneo, donde las andas sean un simple vehículo que nos ayuden a la contemplación del Misterio de la Pasión y Muerte del Redentor. Las andas serán tan sencillas como quien va sobre ellas. Sólo en algún caso deberán tener un mayor tamaño para poder acoger lo que se representa.

Las imágenes que participarán en el Vía Crucis extraordinario

  • Nuestro Padre Jesús orando en el Huerto
  • Nuestro Padre Jesús del Prendimiento
  • Nuestro Padre Jesús de la Humillación y Perdón
  • Nuestro Padre Jesús de la Soledad -Dulce Nombre-
  • Santísimo Cristo de la Humildad en su Presentación al Pueblo
  • Santísimo Cristo Coronado de Espinas
  • Jesús Nazareno del Perdón
  • Nuestro Padre Jesús de la Pasión
  • Divino Nombre de Jesús Nazareno de Salutación
  • Santísimo Cristo de la Humildad y Paciencia
  • Santísimo Cristo de la Crucifixión
  • Santísimo Cristo de las Penas de Salesianos
  • Santísimo Cristo de la Victoria -Santa Cruz-
  • Santísimo Cristo Yacente de la Paz y la Unidad en el Misterio de su Sagrada Mortaja