La Cofradía de Estudiantes ha puesto en marcha su tradicional campaña de recogida de zapatillas de cara al próximo curso escolar, y lo hace con el objetivo de alcanzar la cifra de 300 pares de zapatos para que 300 niños puedan empezar el colegio con unas zapatillas de deporte nuevas.

Esta campaña tiene por objeto ayudar a familias en riesgo de exclusión social, que son atendidas habitualmente por las Hijas de la Caridad y otras instituciones de la capital malagueña.

Como han explicado en un comunicado, tratan por tanto de "auxiliar a multitud de familias para las que estos productos supone un gran esfuerzo que, desgraciadamente, no siempre se pueden permitir".

Para desarrollar la campaña, este año cuentan con la colaboración de El Corte Inglés, que donará una parte de las zapatillas y colaborará en su gestión logística, y la Fundación La Caixa.

De este modo, las personas que estén interesadas en participar pueden dirigirse al correo obrasocial@cofradiaestudantes.es o colaborar directamente con donativos en la cuenta corriente de Caixabank (ES30 2100 2107 57 0200644937), siendo el coste medio aproximado de las zapatillas de unos 20 euros.