La Vocalía de Obras Sociales de la hermandad del Descendimiento lleva a cabo estos días una novedosa iniciativa con el objetivo de ayudar al sostenimiento de dos conventos de la provincia. En su casa hermandad organiza un mercado de dulces navideños realizados en los obradores de las monjas clarisas de la Trinidad y de las franciscanas de Ronda.

Mantecados, polvorones, borrachuelos, pestiños... Productos tradicionales y típicos de estas fechas se pueden adquirir gracias a la colaboración de la hermandad de La Malagueta con estos cenobios, durante el puente de la Inmaculada (6, 7 y 8 de diciembre) y los próximos dos fines de semana de este Adviento: viernes 10 y sábado 11 y viernes 17 y sábado 18 de diciembre.

El horario de apertura es de 17.30 a 19.30 horas.

La casa hermandad del Descendimiento se encuentra en la calle Manuel Martin Estévez, junto a la plaza de toros.