La Archicofradía de la Pasión llevó el rezo del rosario a las calles del Centro en la mañana de este domingo. En concreto a las calles de la feligresía de la iglesia de los Santos Mártires, donde tiene su sede canónica, y por donde procesionaron a la Virgen del Amor Doloroso en el rezo del santo rosario.

Este Rosario de la Aurora, que se recupera tras la pandemia, vuelve a protagonizar la mañana del tercer domingo de octubre, como es habitual. Este año lo hizo también acompañado de la Camerata Ipagro, de Aguilar de la Frontera (Córdoba), que acompañó el rezo de los misterios dolorosos con la interpretación de las ‘Coplas de la Aurora’ por campanilleros.

A la vuelta a los Santos Mártires, se celebró la Santa Misa a las 10.30 horas.