10 de junio de 2018
10.06.2018
Mercado

Mike Tobey: Misión imposible

El pívot, que la presente temporada ha jugado en el Iberostar Tenerife, prioriza encontrar un hueco en la NBA o regresar a Europa para jugar la Euroliga, antes que aceptar la oferta que le ha planteado el Unicaja para la próxima campaña

10.06.2018 | 05:00
Mike Tobey es el jugador preferido para la dirección deportiva del Unicaja para reforzar la posición de pívot.

El interés del Unicaja en el pívot del Iberostar Tenerife Mike Tobey (Monroe, Nueva York, 10 de octubre de 1994) no tiene muchos visos de que tenga un final feliz para el club de Los Guindos. El jugador ha destacado esta temporada que está a punto de terminar en el cuadro chicharrero entrenado por Fotis Katsikaris, lo que le ha colocado en el escaparate de grandes clubes de España y Europa, además de abrirle las puertas a un posible regreso a su país.

Sus números este curso en Tenerife no dejan lugar a la duda de que Tobey ha sido una de las grandes sorpresas de la temporada. El center ha promediado 10.6 puntos (58% en tiros de dos y 61% en libres), 6.3 rebotes y 0.8 tapones para 12 de valoración en 21 minutos por partido en la Liga ACB. En la FIBA Champions League, la competición europea que ha jugado este curso el cuadro insular, mejoran incluso sus cifras: 13.5 puntos, 7 rebotes y 17 de valoración, también en 21 minutos.

Tobey sabe desde hace ya más de una semana del deseo del equipo cajista en formalizar su fichaje para la próxima temporada, pero sus intenciones en este momento son otras, con la NBA como principal objetivo para él y la Euroliga como segunda opción, lo que convierte en muy remota la posibilidad de que al final vista de verde cajista.

Tobey se encuentra de hecho estos días participando en workouts (entrenamientos privados) con algunas franquicias estadounidenses de la mejor Liga del mundo. Campeón del Mundo sub'19 con Estados Unidos en 2013, el pívot neoyorquino de 23 años y 2.13 de estatura, se formó en la Universidad de Virginia, donde en su último curso promedió 7,3 puntos y 4,4 rebotes para ser elegido mejor sexto hombre de la Atlantic Coast Conference. Tras su periplo en la NCAA, Mike jugó en la Liga de Desarrollo de la NBA, concretamente en los Greenboro Swarm, llegando a debutar con los Charlotte Hornets en la NBA .

Precisamente, encontrar de nuevo un hueco en la mejor Liga del mundo es el gran objetivo de Tobey este verano. El pívot estadounidense cree que su experiencia de este último año y medio en España le permite ahora ser un mejor jugador, estar más hecho, tener más experiencia y poder tener opciones reales de jugar al máximo nivel del baloncesto mundial.

Tras los workouts en los que ahora participa, Tobey también tiene pensado disputar la Liga de Verano de Orlando, a principios de julio, como último escaparate en busca del ansiado contrato en la NBA.

Si la mejor Liga del mundo es un obstáculo importante para el Unicaja en su deseo de contratar a Tobey, la Euroliga es otro «problema» añadido para la dirección deportiva verde encabezada por Carlos Jiménez en su intento de convencer al pívot.

El próximo curso, el equipo de Los Guindos participará en la Eurocup, tras quedar este curso séptimo en la Liga Endesa y no lograr plaza para la máxima competición del básket continental. Tobey quiere, si le falla la opción de la NBA, buscar un hueco en alguno de los 16 equipos que jugarán la próxima Euroliga. Según pudo ayer contrastar La Opinión de Málaga, dos clubes de la máxima competición del baloncesto europeo ya se han dirigido a su agente, Nick Lotsos, para tantear la opción de su fichaje, algo que complica todavía más el camino largo que podría desembocar en su hipotética llegada a Málaga.

La buena temporada del neoyorquino, además, no solo le abre las puertas del Unicaja de cara al próximo curso en la Liga Endesa, también ha trascendido que el Valencia Basket, su primer equipo en España, podría estar interesado en repescarle. Otra piedra más para el Unicaja y su interés en Tobey, que no hay que olvidar que podría estar incluido por el Iberostar en el famoso «derecho de tanteo», lo que alargaría hasta dentro de más de un mes las negociaciones de su hipotético fichaje. Vamos, que entre unas cosas y otras, parece una misión casi imposible a día de hoy pensar en que Tobey vista de verde la próxima campaña.

En los despachos de Los Guindos, no obstante, no están de brazos cruzados esperando acontecimientos y ya se estudian otras opciones, sin descartar todavía al cien por cien la de Tobey, pero siendo conscientes de que el porcentaje de opciones de cristalizar su fichaje es mínimo. De momento, toca esperar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes