21 de abril de 2019
21.04.2019
Rueda de prensa

Casimiro: "Ha sido una sangría constante el rebote defensivo"

El entrenador del Unicaja explicó que su equipo no jugó "lo suficientemente bien" como para ganar en la pista del Breogán

21.04.2019 | 23:04
Luis Casimiro, en su comparecencia en Lugo.

Luis Casimiro Palomo explicó en la sala de prensa que el Unicaja había "jugado mal" y achacó la derrota ante el Breogán (83-75) este domingo por la noche, entre otros factores, a la "sangría constante del rebote", lo que permitió al Café Candelas Breogán más lanzamientos y más posesiones. El entrenador cajista indicó que su equipo no jugó "lo suficientemente bien" como para ganar en la pista de un equipo que se está jugando la salvación y que puso más empeño en la victoria final.

"Hemos jugado creo que mal y sobre todo no hemos encontrado nunca el ritmo. Hemos tenido siempre muchos problemas en dominar nuestro tablero y el rebote, y ha sido una sangría constante el rebote defensivo y en el primer tiempo se ha juntado también nuestras pérdidas de balón, entonces, ha habido un momento, sin dominar el rebote, que no hemos sido capaces de dominar el partido ni mucho menos. No hemos jugado lo suficientemente bien para poder ganar en esta cancha, con un equipo tensionado y con mucha energía", comentó el entrenador cajista.

A Casimiro no le extrañó el nivel de agresividad del equipo gallego, algo que ni supo ni pudo combatir el Unicaja. "El Breogán no me ha sorprendido, sabía que iba a jugar duro, venía de un mal partido. Sabía que iba a estar tensionado, ya se sabe que los equipos que están abajo juegan estos últimos partidos de temporada así, no regalan nada y salen con mucha intensidad y energía. Y nos han ganado estas situaciones. Es lo que les ha hecho creer que podían ganar el partido al final", comentó Casimiro.

De nuevo el Unicaja perdió la guerra por el rebote (44-31), lo que permitió al Breogán tirar a canasta 19 veces más que los malagueños. El cuadro lucense lanzó 45 tiros de dos y 27 triples (más 22 tiros libres), mientras que la inferioridad verde le hizo tirar únicamente 23 veces de dos y 30 de tres (más 21 tiros libres). 

"El rebote lo que te da es que tienes muchos más tiros, y a nosotros nos las quita. Han tirado mucho más que nosotros y es un hándicap. Es un tema de ir poco a poco adquieriendo confianza durante el partido y, cuando ves que puedes ganar, se lo han creído y las dudas que ha podido tener se le han despejado. Cvetkovic, que es un gran tirador, ha tirado con los pies parados y han sido buenos tiros con esos triples finales. Y es normal que meta esos tiros", acabó el entrenador manchego del Unicaja.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes