Gobierno andaluz

La Junta de Andalucía elimina 13 altos cargos

En total, el nuevo Gobierno andaluz reducirá el número de altos cargos en un total de 27 cargos

14.07.2015 | 16:59

La Junta de Andalucía ha anunciado este lunes que va reducir el número de altos cargos en un total de 27 cargos, de los que ya se han eliminado 13 a cuenta del nuevo organigrama de las 13 consejerías del Ejecutivo, mientras que los otros 14 serán eliminados de entidades instrumentales de la Junta en próximas fechas porque requieren modificar los estatutos de estas empresas.

En la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno, el portavoz del Gobierno andaluz, Miguel Ángel Vázquez, ha explicado que se ha aprobado la estructura de las 13 consejería del nuevo Gobierno de Susana Díaz, que "mantienen o simplifican" sus organigramas, lo que supone la reducción de 13 altos cargos, con el objetivo de reforzar dos líneas marcadas por la presidenta de la Junta, la primera orientar todas las políticas a "la creación de empleo" y la segunda, "el fortalecimiento de los servicios públicos y la preservación del estado del bienestar".

Con esta medida, Vázquez ha explicado que el Gobierno andaluz quiere favorecer una recuperación económica "justa", garantizar la igualdad de oportunidades y poner la administración andaluza "al servicio de los ciudadanos", que quieren una administración que sea "cercana, rigurosa, austera y que trabaje con transparencia".

Así las cosas, la reducción total alcanzará el número de 27 altos cargos, y a día de hoy, por las nuevas estructuras de la Junta, ya se han reducido en 13, mientras que los otros 14, que pertenecen a entidades instrumentales, serán eliminados en próximos fechas porque exigen una modificación de los estatutos de estas entidades, aunque algunas ya se están empezando a tramitar, según ha explicado Vázquez.

A grandes rasgos, las consejerías simplifican los organigramas heredados, pero reforzando todas aquellas áreas vinculadas a la creación de empleo, el fortalecimiento de los servicios públicos y la preservación del Estado del bienestar para favorecer una recuperación justa y la igualdad de oportunidades.

Tres consejerías mantienen los mismos puestos directivos. La Consejería de la Presidencia y Administración Local asume las competencias de esta segunda área, procedentes de la extinta Administración Local y Relaciones Institucionales. También incorpora las nuevas funciones en materia de política digital aplicada al Gobierno abierto, la transparencia y el Portal de la Junta, para lo que crea un servicio administrativo de gestión diferenciada adscrito a la Viceconsejería.

Economía y Conocimiento asume las funciones de las secretarías generales de Economía y de Universidades, Investigación y Tecnología, procedentes del extinto departamento de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo. La antigua Dirección General de Economía Social pasa a denominarse de Economía Social y Autónomos, al incorporar esta última área procedente de la Dirección General de Autónomos y Planificación

Económica, que desaparece. En su lugar, se crea la Dirección General de Planificación Económica y Estadística.

La consejería de Hacienda y Administración Pública mantiene básicamente su estructura anterior con algunos ajustes, al igual que Justicia e Interior y Fomento y Vivienda.

Educación mantiene las competencias educativas atribuidas a la anterior de Educación, Cultura y Deporte, salvo las referentes a formación profesional para el empleo, que pasan a Empleo, Empresa y Comercio. La principal novedad es la creación de la Dirección General de Ordenación Educativa, que reunirá competencias en organización y funcionamiento de centros docentes; propuesta de diseños curriculares; ordenación de las enseñanzas no universitarias; supervisión y selección de libros de texto, y evaluación del sistema educativo y del rendimiento escolar, entre otras.

Salud asume las atribuciones que en esta materia ejercía el anterior departamento de Salud, Igualdad y Políticas Sociales. A ellas suma las de consumo, procedentes de la desaparecida Consejería de Administración Local y Relaciones Institucionales, gestionadas por la Secretaría General de Consumo. También incorpora pequeños cambios en el organigrama.

Igualdad y Políticas Sociales se hace cargo de las políticas que desarrollaba en estas materias el anterior departamento de Salud, Igualdad y Políticas Sociales. Añade las competencias en violencia de género (hasta ahora en Justicia e Interior), y las de voluntariado, participación ciudadana y cooperación internacional al desarrollo (procedentes de la desaparecida Administración Local y Relaciones Institucionales).

La principal novedad es el refuerzo de los recursos vinculados a las personas mayores y a las pensiones no contributivas, con la creación de una dirección general específica. Se incorporan a la estructura la Agencia Andaluza de Cooperación Internacional para el Desarrollo y la Dirección General de Participación Ciudadana y Voluntariado.

La nueva Consejería de Empleo, Empresa y Comercio mantiene las competencias de las dos secretarías generales que gestionaban estas áreas en la anterior de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo. A estas funciones se añaden las derivadas de la incorporación de la Dirección General de Comercio (procedente de la desaparecida Consejería de Turismo y Comercio) y de la creación de la Dirección General de Formación Profesional para el Empleo, que gestionará las competencias en esa materia provenientes de la antigua Consejería de Educación, Cultura y Deporte.

Las anteriores direcciones generales de Relaciones Laborales y de Seguridad y Salud Laboral se funden en una sola que gestionará estas tres áreas, mientras que el Servicio Andaluz de Empleo mantiene la misma estructura.

La nueva Consejería de Turismo y Deporte mantiene las competencias en el primero de estos ámbitos, heredadas de la anterior Turismo y Comercio a través de la Secretaría General para el Turismo. Las deportivas las recibe de la extinta Consejería de Educación Cultura y Deporte, incorporando al organigrama la Secretaría General para el Deporte.

Cultura asume las competencias de esta área anteriormente en Educación, Cultura y Deporte. Asimismo, incorpora la Dirección General de Memoria Democrática, proceden-te de la extinta Consejería de Administración Local y Relaciones Institucionales.

En Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural la principal novedad es la creación de la Secretaría General de Fondos Agrarios, a la que se adscribe la nueva Dirección General de Ayudas Directas y de Mercados. Desaparece la Dirección General de Fondos Agrarios y se suprime también la Dirección General de Estructuras Agrarias, cuyas competencias se asignan a distintos centros directivos.

Finalmente, Medio Ambiente y Ordenación del Territorio mantiene sus competencias introduciendo algunos cambios en su organigrama. Entre ellos destaca la creación de la Dirección General de Gestión del Medio Natural y Espacios Protegidos, que unifica las funciones en estas dos áreas y supone la supresión de los dos centros directivos que anteriormente las gestionaban.

Vázquez ha explicado que solo tres consejerías mantienen los mismos puestos directivos, como son la de Presidencia y Administración Local, la de Turismo y Deporte y la de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural. La reducción es de uno o dos cargos en el resto de consejerías.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp


Enlaces recomendados: Premios Cine