Salud

Amancio Ortega dotará a Andalucía con 25 equipos de radioterapia

Varios de los aceleradores se instalarán, entre 2017 y 2019, en los centros hospitalarios Clínico y Carlos Haya de Málaga – La fundación del empresario gallego invertirá 40 millones de euros en el proyecto de actualización

24.05.2016 | 08:00
Susana Díaz; Flora Pérez (d); y Marta Ortega (i), hija del empresario tras la firma del protocolo de intenciones.

Andalucía contará con equipos de última generación para el tratamiento del cáncer, en concreto con 25 aceleradores lineales para radioterapia en hospitales de todas la provincias cuyo coste, unos 40 millones de euros, será financiado íntegramente por la Fundación Amancio Ortega. La presidenta de la Junta, Susana Díaz, y la vicepresidenta de la Fundación Amancio Ortega, Flora Pérez, firmaron ayer un protocolo que permitirá hasta el 2019 la adquisición de los aceleradores (21 nuevos y 4 completamente actualizados) que realizarán más de 225.000 sesiones anuales en los hospitales públicos.

En el caso de Málaga, el acuerdo propiciará la compra de cinco nuevos aceleradores: tres serán para renovar equipos ya existentes (dos en Carlos Haya y uno en el Clínico) y dos serán de nueva creación (ambos en el Clínico). Actualmente, los hospitales malagueños cuentan con cinco aceleradores (tres en Carlos Haya y dos en el Clínico), con lo que el desarrollo del protocolo permitirá aumentar esa cifra a siete.

Fuentes del Clínico apuntaron que este protocolo permitirá duplicar su capacidad de atención en este ámbito, ya que en el caso de este centro la cifra de aceleradores pasará de dos a cuatro en el citado horizonte de 2019. Los tratamientos de radioterapia a través de aceleradores se utilizan para un número cada vez mayor de tipos de cáncer, entre otros los de pulmón, mama, endocrinos, digestivos y neurológicos, según recordaron estas fuentes. También se están utilizando de forma incipiente para técnicas de radiocirugía, aunque la actividad fundamental es el tratamiento de tumores.

"La estimación es que cada vez haya un número mayor de tumores y procesos que sean tratados con radioterapia, por lo que la cifra de atenciones puede tender a crecer. Con estos dos nuevos aceleradores estaremos mucho más preparados para atender toda esa potencial demandad", apuntaron.

Los dos aceleradores del Clínico atendieron en los últimos doce meses a 1.700 personas sólo en el apartado de nuevos pacientes (aparte quedan todos los que acudieron a revisiones), cifra que supera en un 15% a la de ejercicios precedentes, agregaron las fuentes, que señalaron que en este tipo de atención el nivel de respuesta es "inmediato, no existiendo demora". El Clínico da cobertura a nivel oncológico a una población de alrededor de un millón de habitantes, que incluye a personas de Málaga capital en su ámbito de referencia, Ronda, la Costa del Sol e incluso de fuera de la provincia.

En 2017, primer año de desarrollo del protocolo, se iniciará la obra de dos de los aparatos en el Hospital Virgen de la Victoria –Clínico– de Málaga y la renovación del instalado actualmente en el Hospital Regional de Málaga. En 2018 se adquirirá otra máquina para el Clínico y el Carlos Haya. Y, por último, en 2019, se instalarán dos aceleradores en ambos hospitales.

El proyecto, que sitúa a los servicios de radioterapia oncológica de Andalucía a la vanguardia en el diagnóstico y tratamiento del cáncer, tiene un presupuesto estimado de 40 millones de euros por parte de la Fundación.

La Fundación Amancio Ortega (FAO), además del desarrollo de programas propios en las áreas de educación y bienestar social, lleva a cabo colaboraciones con otras instituciones para desarrollar proyectos que contribuyan al avance de la sociedad en diferentes ámbitos. En el caso de Andalucía, la entidad ha participado en este protocolo tras conocer el análisis elaborado por la Consejería de Salud para determinar las actuaciones necesarias destinadas a mejorar la atención a pacientes oncológicos, especialmente en la aplicación de radioterapia.

Se estima que, al menos un 40 por ciento de todos los pacientes curados de cáncer han recibido radioterapia como parte de su tratamiento y, en un 16 por ciento de los casos, la curación se debe exclusivamente a la radioterapia. En Andalucía, se prevé que anualmente se registren más de 32.000 casos nuevos de cáncer, de los que un 60 por ciento serán candidatos a recibir radioterapia, es decir, más de 19.000 pacientes cada año.

Actualmente, la sanidad pública andaluza dispone de 31 aceleradores lineales. El acuerdo suscrito estse jueves prevé incrementar este número con 4 aceleradores de nueva instalación, la sustitución de 17 aceleradores con más de diez años, y la actualización tecnológica de otros cuatro equipos para incorporar la más avanzada tecnología disponible, alcanzando así un total de 25 equipos de última generación.

Asimismo, el protocolo incluye la adquisición de dos TAC simulador y un equipo de radioterapia intraoperatoria, y la reforma y actualización de los sistemas informáticos necesarios para el funcionamiento de esta tecnología.

Para 2017, primer año de desarrollo del protocolo, se procederá al inicio de la obra civil de los cuatro aceleradores que necesitan búnker y que se incorporan al sistema público de salud: uno de ellos en el Hospital Torrecárdenas de Almería; otro en el Complejo Hospitalario de Jaén, y dos en el Hospital Virgen de la Victoria de Málaga.

Asimismo, en este primer año se procederá a la renovación de un total de siete aceleradores en el Área de Gestión Sanitaria Campo de Gibraltar-Jerez Norte, de Cádiz; el Hospital Reina Sofía de Córdoba, el Hospital Virgen de las Nieves de Granada, el Hospital Juan Ramón Jiménez de Huelva, el Hospital Regional de Málaga y los hospitales Virgen del Rocío y Virgen Macarena de Sevilla.

El protocolo también establece en 2017 la adquisición de un equipo para radioterapia intraoperatoria en el Hospital Reina Sofía de Córdoba. Esta tecnología permite administrar la dosis de la radiación durante la intervención quirúrgica directamente sobre la zona a tratar y no de forma externa.

Además, se prevé la actualización de cuatro aceleradores para realizar radioterapia volumétrica con imagen guiada, en el Hospital Torrecárdenas, de Almería; el Hospital Juan Ramón Jiménez, de Huelva; el Hospital Puerta del Mar, de Cádiz, y el Hospital Virgen Macarena, de Sevilla, así como la adquisición y puesta en marcha de dos TAC Simulador que se ubicarán en el Hospital Puerta del Mar, de Cádiz, y el Hospital Virgen Macarena, de Sevilla.

De igual modo, se actualizarán los sistemas de planificación y redes departamentales de algunos de los equipos, lo que va a permitir innovar en las técnicas de dosimetría clínica y mejorar los sistemas de gestión, registro y verificación de los tratamientos.

En el segundo año de vigencia del protocolo, 2018, el protocolo establece la adquisición y puesta en marcha de ocho aceleradores lineales, tres de ellos de nueva implementación -Torrecárdenas, de Almería; Virgen de la Victoria, de Málaga, y el Complejo Hospitalario de Jaén- tras realizarse las obras iniciadas en 2017. Los cinco restantes se ubicarán en el Hospital Puerta del Mar, de Cádiz; el Hospital Virgen de las Nieves, de Granada; el Hospital Regional, de Málaga, y los hospitales Virgen del Rocío y Virgen Macarena, de Sevilla.

Finalmente, en 2019, tercer año de desarrollo de este acuerdo con la FAO, se adquirirán y pondrán en funcionamiento de manera progresiva seis aceleradores, uno de ellos de nueva incorporación en el hospital malagueño Virgen de la Victoria. Los cinco equipamientos restantes se ubicarán en el los hospitales Torrecárdenas, de Almería; Reina Sofía, de Córdoba; el Complejo Hospitalario, de Jaén; Virgen de la Victoria, de Málaga, y Virgen del Rocío, de Sevilla.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp


Enlaces recomendados: Premios Cine